Completó los 10.000 metros a pie en menos de 33 minutos!

Iván Raña puso Madrid a sus pies… ¡sin zapatillas! El triatleta gallego, campeón del mundo en 2002, optó por correr descalzo los 10.000 metros finales de la Copa de Europa de Madrid disputada en los alrededores del Palacio Real.

El empedrado irregular de la Plaza de Oriente no fue un problema para el veterano deportista, que acostumbra a entrenar sin calzado, siguiendo la tendencia cada vez más popular del ‘barefoot’ o ‘natural running’.

“Tenía las zapatillas preparadas por si no llegaba con opciones a la segunda transición, pero me vi bien y busqué rascar unos segundos a mis rivales por si me ayudaban a pelear por el podio”, reconocía a MARCA tras cruzar la meta en sexta posición, aclamado por el público madrileño. “Llevas menos peso y yo corro más cómodo así”, sentenciaba.

Su tiempo oficial en esos ’10K’ fue de 33:02, pero habría que descontarle más de una o dos decenas de segundos que perdió en la celebración en meta, saludando y abrazando a amigos y conocidos.