El keniata Eliud Kipchoge se quedó ayer a ocho segundos de batir el récord del mundo de maratón al ganar la prueba de Londres en 2:03:05 horas. La marca de 2:02:57 horas, establecida en Berlín 2014 por Dennis Kimetto, estuvo amenazada durante gran parte de la carrera en la capital británica.

El grupo de cabeza pasó la mitad del maratón en 1:01:24 horas, pero bajó ligeramente el ritmo en los kilómetros finales y a Kipchoge se le escapó el récord mundial. Kipchoge, de 31 años, atacó a su compatriota Stanley Biwott a falta de poco más de tres kilómetros y paró el cronómetro en la meta en 2:03:05, batiendo en más de un minuto el récord del maratón londinense, que estaba en manos de Wilson Kipsang desde 2014. Biwott fue segundo a 46 segundos, mientras que el etíope Keninisa Bekele llegó tercero a meta. a tres minutos y 31 segundos del ganador.

En la prueba femenina se impuso la keniana Jemima Sumgong en 2:22:58 horas, a pesar de sufrir una caída en el kilómetro 36. La etíope Tigist Tufa y la keniana Florence Kiplagat acabaron segunda y tercera, respectivamente.