La práctica nunca te lleva al éxito, solo la práctica perfecta te lleva hacia él. Los deportistas en nuestro afán de superación creemos que entrenar más se traduce en tener un mejor estado de forma, grave error. No hace falta entrenar más para lograr tu objetivo, lo que hace falta es entrenar mejor.

entrenamiento-invisible-running

Entrenamiento aeróbico, series cortas, intensidad, resistencia, fuerza, y velocidad. Estas son algunas de las rutinas que usamos para mejorar nuestro nivel, pero ¿podemos conseguirlo sin necesidad de entrenar?

La respuesta la encontramos en el llamado entrenamiento invisible, un factor poco conocido pero de vital importancia para los deportistas.

El entrenamiento invisible | LifeferradaDescansar es posiblemente lo que más nos cuesta hacer a los deportistas, nos gusta tanto competir que a veces olvidamos que un exceso de competición nos lleva a un estado de fatiga extrema. Lo mismo pasa con los entrenamientos, entrenar y entrenar te lleva al sobre entrenamiento lo que se traduce en la mayoría de los casos en lesiones por estrés.

Ley 1: “descansa bien y entrenarás mejor”. Dormir 8 horas al día, descansar correctamente entre sesión y sesión de entrenamiento es una obligación para cualquier deportista.

Ley 2: la diferencia entre querer y llegar a ser se llama alimentación, equilibrada y 5 veces al día. Algo que siempre escuchamos, pero ¿cuántos de nosotros lo cumplimos? Entrenar duro está bien pero si no te alimentas correctamente por mucho que entrenes la línea de meta siempre estará un poco más lejos.

Ley 3: relájate y tómatelo con calma. Posiblemente es la ley más importante del entrenamiento invisible. El estrés nos invade sin darnos cuenta, estudiar, trabajar, familia, amigos, compromisos y obligaciones, parece que siempre hay algo que nos impide dedicar tiempo a nuestra pasión. Muchas veces sin darnos cuenta intentamos hacer más de lo que podemos, nos exigimos tanto que nunca estamos satisfechos. El deporte tiene que ser una fuente de liberación de estrés y fatiga nunca una causa, recuérdalo bien y planifica tus entrenos y competiciones con armonía.

Relájate y tómatelo con calma, posiblemente esta es la ley más importante del entrenamiento invisible”

Los deportistas siempre nos movemos en el límite del dolor y como todo lo que se lleva al límite uno lo acaba pagando. La última ley del entrenamiento invisible habla del dolor y del sacrificio. Si te duele algo o estás cansado no fuerces, descansa, mañana será otro día y el deporte siempre te dará otra oportunidad.

Autor: Santiago Ferrada

Captura de pantalla 2015-05-29 a las 14.41.31