Ganó en Abu Dhabi la primera de las nueve pruebas de las Series Mundiales. Hoy está en Noosa, en la costa este australiana, preparando la segunda de esas competiciones. Responde a las preguntas con una amabilidad exquisita y se despide con un «gracias» poco frecuente. Dice que hay muchos más objetivos que los Juegos de Río. A él, triple medallista mundial, 19º en la cita de Londres hace cuatro años, sólo le falta el oro.Mario Mola (Palma de Mallorca, 1990), ve en cierto modo eclipsada su figura por alguien tan grande como Gómez-Noya, pero él va a lo suyo. Sabe que le queda el golpe definitivo. Y la bahía brasileña es un lugar perfecto para él.

 

No te pierdas esta mangnífica, traída a Uds. gracias a el portal español, El Mundo

¿Ha cambiado algo en su preparación para este año?

En general es bastante similar a la de años anteriores. El objetivo es llegar a agosto en las mejores condiciones posibles, pero estamos acostumbrados a tener que rendir a un buen nivel durante los seis o siete meses de competición, por lo que seguimos comprometidos con lo que creemos que nos ha funcionado durante las últimas temporadas.

¿Qué es lo que menos le gusta de su entrenamiento?

Viajamos por todo el mundo durante el año en busca de una buena climatología para entrenar, pero a veces la teoría es muy diferente de la práctica. Entrenar en condiciones de frío extremo o lluvia suele añadirle dureza al entrenamiento y eso puede ser irritante.Su novia es triatleta.

¿Hablan de algo que no sea el trabajo?

Sí, de hecho tratamos de aparcar ese tema tan pronto como nos salimos del horario de entrenamiento. Ambos compartimos otras aficiones o tenemos otras motivaciones lejos del deporte, y eso está bien.

¿Sabe estarse quieto?

No. Es algo que me viene de serie y heredado de casa. Me gusta pensar que sólo descansan los que están cansados.

¿Y no había un deporte más amable?

Probablemente lo habrá, como también los habrá más ingratos o menos agradecidos. Me considero afortunado de haber convertido mi hobby en mi trabajo, y con eso me quedo.Gómez Noya es…Deportivamente, un fuera de serie, sin más. Además, y a mi entender tan importante como lo primero, una persona inteligente, amable y cercana.Y los hermanos Brownlee…Dos hermanos con muchísimo talento y con una capacidad de sacrificio y sufrimiento excepcional.

¿Qué no puede comer?

No como lentejas en agosto, en el agosto mallorquín. Por lo demás, no tengo problema

¿Se puede estudiar cuando le duele hasta el alma?

No es la sensación más agradable, pero en algún momento había que hacerlo, no hay otra.

¿Ha terminado Administración y Dirección de Empresas?

Sí. Lo cierto es que empecé con fuerza y terminé agonizando, como salmón que brinca río arriba por sobrevivir y hacer perdurar a su especie. Lo importante, y me alegro por ello, es haber alcanzado ese objetivo y no haberme desvanecido por el camino.He leído que no le gusta salir por la noche.

¿Ha probado?

No. Me considero un animal puramente diurno y el ambiente nocturno nunca me llamó la atención.

¿Se liga con ese cuerpo?

No lo sé. Lo habré hecho mejor o peor, pero todo lo que puedo decir es que no cambio el resultado final por nada del mundo.¿Qué índice de grasa tiene en el cuerpo?Escaso, diría que entre un 4% a un 6%. En cualquier caso el triatlón es un deporte que no discrimina por constitución.

¿En serio?

Completamente.

¿Qué condiciones esperan en Río de Janeiro?

Yo espero unas condiciones exigentes, de humedad elevada y fuerte calor. Podría también llover, pero uno no sabe si esa situación puede ser buena o mala. De todas formas, creo que es bastante impredecible y que lo mejor es ir mentalmente preparado para cualquier cosa que nos encontremos.