El Stryd es un nuevo dispositivo capaz de estimar, entre otras métricas, la potencia desarrollada durante la corrida.

El mismo consta de un “pod” que se acopla a la zapatilla, y en base a mediciones de aceleraciones, brinda información precisa sobre el entrenamiento en tiempo real.

En el ciclismo el uso de medidores de potencia es cada día más común, y se obtiene información muy valiosa a la hora de mejorar y poder tener una cuantificación del estímulo realizado.

Unboxing:

El Stryd viene como un “pod”, dentro de una bonita caja con los siguientes accesorios:

  • Dos bases de montaje, para montar en dos zapatillas distintas
  • Base para recarga de batería en forma inalámbrica
  • Cable Micro USB – USB

 

Uso:

 

El pod se monta en la zapatilla mediante el uso de una de las bases provistas.

El pod cuenta con dos protocolos de comunicación: ANT+ y Bluetooth.  El primero sirve para comunicarse con relojes de entrenamiento (por ejemplo, Garmin FR 920XT), y el segundo, para celulares, lo que permite también la configuración del pod, mediante una app para celulares.

 

 

Además, permite visualizar el nivel de batería del pod:

 

 

Información brindada:

 

El pod brinda la potencia utilizada en tiempo real, mediante el apareamiento ANT+ con el reloj. El mismo se aparea al mismo como un sensor de potencia, y una vez apareado, es necesario descargar el campo de datos de potencia de la tienda Garmin Connect, de forma gratuita.

 

Además, post entrenamiento, se obtienen las siguientes métricas:

  • Potencia
  • Cadencia
  • Eficiencia de corrida
  • Dureza de “resorte” de pierna. (Leg Spring Stiffness)
  • Tiempo de contacto con el suelo
  • Oscilación vertical

 

Todas estas métricas brindan información adicional a la hora de buscar por que vía mejorar nuestra corrida, tratando de minimizar algunos valores (como oscilación vertical) y buscar maximizar la eficiencia, lo cual se traduce en un uso de menor potencia para correr a la misma velocidad.

 

 

Es de destacar la precisión del pod, indicando en forma inmediata cuando se aumenta la potencia al cambiar el ritmo, o cuando la potencia sube por intentar mantener la velocidad en una subida.

 

Conclusión:

Stryd es un dispositivo recomendable a la hora de contar con una herramienta precisa para poder trabajar sobre la eficiencia de la corrida.

Estoy confiado de que el entrenamiento basado en potencia en  la corrida va a ser la nueva forma de cuantificar el entrenamiento, como ha sucedido en el ciclismo.

 

 

Autor: David Lamarca