El atleta compitió dos días después que los otros competidores

El botsuano no había sido autorizado a correr en las series de clasificación por una enfermedad, la misma que lo dejó fuera de la final de 400 m, pero logró meterse en la lucha por un oro.

Correr solo no es fácil y menos en un Mundial de atletismo, pero recuperado de una gastroenteritis, Isaac Makwala aprovechó este miércoles la particular oportunidad de competir solo y se clasificó a las semifinales de los 200 metros en Londres, Inglaterra.

El velocista de Botsuana, quien se perdió la final de los 400 metros por el virus estomacal el martes, pudo disputar su serie, dos días después que sus otros rivales lo hicieron.

Makwala necesitaba cronometrar 20.53 segundos para avanzar. Con el público empezando a llenar las tribunas del Estadio Olímpico, el botsuano registró un tiempo de 20.20. Lo hizo desde el sétimo carril, el mismo que estuvo vacío la noche del lunes.

Makwala, que ostenta la mejor marca mundial del año en los 200 metros (19.77), tendrá ahora un día hasta la final del jueves para recuperarse y se presenta como la mayor amenaza para que el sudafricano Wayde Van Nierkerk, que se hizo el martes con el oro en 400 metros, consiga el doblete.

El atleta llegó a Londres como uno de los favoritos en los 400 y 200 metros. Se clasificó a la final de los 400, pero se enfermó el lunes, el mismo día que se disputaban las eliminatorias de los 200. El botsuano se perdió su eliminatoria y después fue marginado de la final de los 400 del martes debido a las medidas sanitarias del gobierno británico.