El cordobés, una auténtica institución para nosotros y el triatlón mundial, con 44 años -45 en junio- llegó a su vigésima temporada como profesional, y el domingo logró una nueva victoria en Miami.

También corrió su hijo Thomy, quien fue 4°.

Después de meterse  entre los ocho primeros del Ironman 70.3 de Buenos Aires y de ser cuarto en el XTerra Argentina disputado hace 10 días en San Juan, el cordobés logró ganar el domingo el Triatlón Internacional de Miami South Beach, una de las pruebas más prestigiosas para la disciplina en los Estados Unidos.

Oscar tomó parte del evento norteamericano acompañado de su hijo Thomy Galindez, quien a su vez completó la competencia en la cuarta posición.

Me siento doblemente emocionado; por la conquista del Miami South Beach International Triathlon y por haberlo compartido con mi hijo Thomy”, dijo emocionado el triatleta nacido en Río Tercero.

Y agradeció: “A  todos los que hicieron posible que compitiéramos en Miami; sobre todo, a mi patrocinador City Bikes Aventura”.

Galindez, que el fin de semana anterior había corrido en San Juan tras recibir una invitación especial de los organizadores del XTerra Argentina clasificatorio para el Mundial de Hawaii, se refirió también a la sensación del triunfo, algo que continúa renovándose y lo motiva después de una exitosísima carrera deportiva de más de 29 años.

Es imposible parar las agujas del reloj, pero eso es lo que me gustaría que sucediera cuando estoy corriendo los últimos metros antes de coronarme campeón en un evento; como para prolongar el festejo. El momento de la llegada es único y tan personal… Corona miles de cosas… ¡La lista es larga!”, cerró.