Desde la primera carrera de esta temporada, en el Tour de San Luis, Peter Sagan una sutil pero profunda irregularidad en su apariencia. Una tradición centenaria se había roto.

La tradición de los ciclistas de afeitar sus piernas es tan profunda que casi define lo que somos. Los ciclistas citan muchas razones para afeitar sus piernas – aerodinámica, el cuidado de la piel antes otros roces, masajes, etc. . Todas las razones son válidas para los profesionales, pero tal vez sobradas para nosotros los aficionados.

Si alguien puede señalar otro ejemplo para que un ciclista profesional de la talla de Peter Sagan decida no afeitarse sus piernas, por favor dar un paso adelante. No podemos pensar en uno.

Para muchos, una verdadera falta de respeto a una de las tradiciones más antiguas del ciclismo, para otros, un tema sin importancia.

Pero realmente, al final de cuentas, a quien le importa? Solamente importan las cifras al final de cada Tour, cada línea de llegada.