El V800 luce una pantalla de 128 x 128 con protección Gorilla Glass, pesa 79 gramos y tiene un grosor de 12,7 mm. La estructura de su cuerpo combina el aluminio y el acero inoxidable y es resistente al agua, aguantando inmersiones de hasta 30 metros de profundidad.

Respecto a sus funcionalidades, permite la creación de múltiples perfiles deportivos (según actividad), lo que facilitará el registro y seguimiento de diversos parámetros en cualquier práctica que realices. Las actividades cotidianas también podrán ser controladas, lo que ayudará al reloj a calcular automáticamente tu estado de recuperación y ofrecerte un feedback, bastante preciso según la firma, sobre cuánto tiempo debes descansar hasta tu próxima sesión de entrenamiento. Igualmente el reloj incorpora varios tests para poner a prueba tu rendimiento.

En cuanto a la autonomía, su batería recargable permite hasta 14 horas de funcionamiento en modo entrenamiento; 50 horas, si eliges modo “power low”; y hasta 30 días en caso de ser usado solo como monitor de actividad diaria. Evidentemente el equipo cuenta además con su propia aplicación móvil, ‘Flow’, en la que queda registrado todo tu historial (y que podrás compartir también con otros contactos, como suele ser habitual en estos casos).