Mientras corremos, podemos sufrir diversas molestias, como excesos de sudoración, pies enrrojecidos, callosidades, entre otros.

Una cifra alarmante puede ser que el 64 % de los deportistas amateurs sufre ampollas en los pies. Por lo que a continuación te compartiré algunos consejos que encontré en runners.es:

  • Cortáte bien las uñas pero no en exceso, ya que si la cortas mucho se te puede incrustarar la uña en la piel mientras crece.

  • Si te suelen transpirar  los pies, ponéte talco antes de correr. Si la sudoración es excesiva, también usálo en ocasiones en las que no entrenes.

  • Ponéte medias secas para correr y estirátelos muy bien antes de correr, para evitar que se te doblen o arruguen al correr y con ello evitarás enrrojecimientos y molestias.

  • Si usás plantillas especiales o las hechas por un podólogo, usálas de a poco para que el pie se adapte a ellas

  •   Si no te gusta usar talco a diario por lo molesto que es a veces dejar con talco por ahí, podés usar desodorantes spray en los pies, y ello lo aplicás antes de ponerte las medias.

  • Y un consejo importante, el talle de las zapatillas debe ser un número más.