El Kia Niro ha sido transformado en un verdadero vehículo crossover-utilitario para un estilo particular: el nuestro.

Un vehículo ideal para nosotros que siempre necesitamos espacio para guardar cosas cada vez que salimos a entrenar o incluso a competir.

La separación del techo con los pilares “D” crea una pequeña cama y permite la colocación de la caja de herramientas y la colocación del porta-bicicletas.

El carril de bicicleta montado en la parte trasera del vehículo ilumina el camino permitiendo que el atleta monitoree fácilmente el tiempo y la distancia a través de la tablet. La tablet también puede ser montada al interior del vehículo para propósitos de entretenimiento o análisis de desempeño mientras el Niro conduce de manera autónoma al atleta.

La puerta trasera abre sobre una bisagra de pivote trasero mientras que la puerta frontal ha sido rediseñada para abrir más que la de un Niro de planta, lo que permite que se abra 90 grados completos.

Al no tener necesidad de manejar, el atleta se encuentra acomodado en un confortable asiento ergonómico reclinable. Múltiples gabinetes guardan las herramientas y alimentos esenciales, accesorios, ropa y una regadera portátil permite una rápida limpieza post-competencia.