Encontrar Patrocinios en el mundo deportivo puede ser todo un reto.

 

Además de ser uno de los puntos clave que marca una gran diferencia positiva en la vida de los atletas.

Aunque no es nada sencillo volverse un experto en las técnicas de identificar a los posibles patrocinadores y luego venderles tu causa exitosamente. Esto sin duda será de gran ayuda en todos los aspectos de la vida, no solo el deportivo.

Cuando se es atleta no basta solamente con ser excelente en la disciplina deportiva en la que este se desenvuelva. Es de vital importancia conocer la manera de obtener ingresos para costear  la alimentación, los instrumentos, los viajes a competencias, el equipo de entrenadores y profesionales, entre otros gastos. Por eso a continuación te proveemos de una técnica de 3 pasos que al ponerla en práctica te ayudará a conseguir esos patrocinadores que tanto necesitas en tu camino al triunfo.

  1. Realiza una lista de posibles patrocinadores: esta lista la podrás ir alimentando con nombres de compañías que anteriormente hayan patrocinado a otros deportistas de tu disciplina –u otras-, eventos deportivos como competencias, caminatas, campeonatos, máster clases o empresas en las que tengas algún contacto sólido (familia, amigos, entre otros).

 

Puedes empezar prestando atención a los patrocinadores de los eventos deportivos a los que asistes, a los que invierten en publicidad en páginas de internet con temáticas de deportes, salud, bienestar o fitness.

 

En pocas palabras es necesario que hagas una pequeña investigación previa a la realización de la lista ya que en ella quieres tener verdaderos patrocinadores potenciales en vez de “amores platónicos”, por otro lado, no tengas miedo de apuntar alto, con la energía y técnicas correctas siempre podrás obtener lo que te propongas.

 

Luego de que tengas dicha lista, indaga sobre las empresas que la componen, familiarízate con ellas, empápate de su información para que tengas argumentos sólidos con los cuales presentarles tu propuesta de valor.

 

Cuando tengas una base de datos con la información ya recopilada, eso te dará las ideas necesarias para que puedas presentarle atractivamente –y personalizadamente- tu idea a los posibles sponsors. Es bueno ser ambicioso, sin embargo, las tiendas de artículos deportivos de tu barrio recibe muchas menos solicitudes de patrocinios que grandes corporaciones como Puma o Reebok.

 

  1. Realiza una solicitud de patrocinio completa: para que una solicitud sea completa debe contener varios factores.
  • Una breve sinopsis que sea original y tenga gancho, no más larga que 400 palabras y en la misma deben estar las razones por la que la empresa debería patrocinarte. Escribe con tus propias palabras –sin dejar de lado lo profesional- lo que consideres que tu potencial patrocinador deba saber de ti y el deporte que practicas.

 

No seas genérico, necesitas enganchar a la persona de la empresa que te lee y esa es tu primera oportunidad. Este es el momento perfecto para uses la información recopilada durante la etapa previa de investigación sobre la organización, personaliza la propuesta para demostrarle a tu lector el valor que tiene su organización para ti.

 

  • Tu resumen deportivo. No seas tímido al momento de presentar por escrito las metas y logros que has cosechado durante el tiempo dedicado a tu disciplina deportiva. Nombra las competiciones y títulos más relevantes obtenidos gracias a tu esfuerzo.

 

  • Los distintos paquetes de patrocinio que creaste. Es importante que crees distintos paquetes de patrocinio para que la persona que lea la propuesta tenga distintas opciones y tenga la oportunidad de decidir por la que más se ajuste a su presupuesto, o por el paquete cuyos beneficios le persuadan. Por supuesto cada paquete tendrá más o menos beneficios según sus costos.

 

  • Información de contacto, correo electrónico, redes sociales y teléfonos. Estos datos van acompañados de una nota amable invitándoles a contactarte en caso de que tengan cualquier duda acerca de la solicitud.

 

  1. Presenta tus solicitudes de patrocinio: Esta etapa es tan importante como las anteriores. Aquí importa más la calidad que la cantidad. Así que es preferible que realices una solicitud personalizada por cada cliente potencial en vez de escribir algo genérico y enviarlo por correo a un montón de gente.

 

Enfócate en trabajar con inteligencia, porque sí, es un trabajo pero definitivamente da frutos dulces. Haz lo posible para entregar las solicitudes en persona, no debes hacerlo tú como atleta obligatoriamente, pero mi recomendación es que alguien –representativo- entregue este pequeño portafolio directamente en las sedes de los potenciales patrocinadores.

 

No puedes simplemente esperar que te llamen. Se debe realizar un seguimiento a las compañías hasta que te den una respuesta.

 

Al entregar la solicitud puedes concertar una reunión para discutirla o comprometerte a llamar en un espacio de tiempo prudencial para que los encargados puedan tomar su decisión.

 

Si sigues los pasos anteriores seguramente encontrarás sponsors que querrán apoyarte en tus metas deportivas.  No te desanimes si al principio te rechazan, esto hará que observes y corrijas los errores, además de que te irás volviendo un experto en esta área. Cuando logres ese nivel será un poco más complicado porque no tendrás que seguir enviando solicitudes, sino que tendrás que elegir con cuidado de entre las solicitudes de patrocinio que te envíen a ti.

Autora: Edith Gómez, editora @ gananci.com