El estadounidense Jesse Thomas y la danesa Tine Holst ganaeron este sábado el Ironman de Lanzarote 2016, uno de los triatlones de larga distancia más exigentes del mundo.

 
Thomas
 
El estadounidense Jesse Thomas y la danesa Tine Holst han ganado este sábado el Ironman de Lanzarote 2016, uno de los triatlones de larga distancia más exigentes del mundo.
 
Thomas ganó, con un tiempo de ocho horas, 42 minutos y 33 segundos, por delante del alemán Jan Frodeno -a dos minutos y cinco segundos- actual campeón mundial (ganador del Ironman de Hawaii) y oro olímpico en los Juegos de Pekín 2008, que acabó segundo.
 
El británico David McNamee, con un tiempo de ocho horas, 46 minutos y 36 segundos, fue tercero en una competición que ha repartido 2.000 puntos en el ránking mundial y 40 plazas para el Campeonato del Mundo en Kona (Hawai).
 
Por su parte, Holst ganó con una marca de diez horas, dos minutos y 35 segundos, dos minutos y 18 segundos menos que la belga Alexandra Tondeur, que fue segunda.
 
La británica Lucy Charles, con un crono de diez horas, 10 minutos y 13 segundos acabó tercer y también sorprendió a las grandes favoritas como la alemana Diana Riesler, la británica Caroline Livesey, la danesa Anne Jensen o la española Saleta Castro, entre otras, para subirse al podio femenino en la edición más especial por la celebración de las bodas de plaza.
 
Thomas, quien ha dedicado esta victoria “sufrida” a su mujer y a su hijo por su “cariño y comprensión durante los últimos seis meses” de preparación, ha asegurado que ha sido “maravilloso” haber inscripto su nombre en lo más alto de una “carrera especial”.
 
“He disfrutado muchísimo y puedo decir que es una sensación extraordinaria porque todo ha ido de maravilla. Lanzarote es increíble porque en todos los pueblos hay gente animándote y eso te aporta un plus de fuerza y motivación”, ha analizado ante los medios de comunicación después de atravesar la línea de meta.
 
En el segmento de natación de 3,8 kilómetros, el favorito Frodeno asumió el protagonismo en una pugna muy exigente ante los británicos Stephen Bayliss y David McNamee, los españoles Raña, Carlos López, Miquel Blanchart y John Galindo, los alemanes Johann Ackermann y Timo Bracht, el sueco Karl-Johan Danielsson y el ganador, Thomas.
 
Sin embargo, Frodeno había perdido casi tres minutos en la transición al tener un problema con el casco, dejando la iniciativa a Bayliss, McNamee y Ackermann en el arranque de este segmento de 180,2 kilómetros por la zona volcánica de la isla.
 
McNamee impuso un ritmo elevado para asumir la cabeza de carrera en solitario durante más de 70 kilómetros, momento en el que Ackermann ascendió a primera posición.
 
En el segmento de carrera a pie, Frodeno ha ofrecido su mejor versión para asaltar el primer puesto y, aunque todo hacía indicar que el rey de esta disciplina en 2015 se impondría, la irrupción de Thomas, en el kilómetro 30, cambió el devenir de la carrera para otorgarle un cómodo triunfo al triatleta estadounidense.
 
En este sentido, Frodeno ha señalado que terminar en segundo lugar nunca es para estar feliz, pero cree que realmente no se puede quejar.
 
“Tras una larga lesión, ha sido un placer llegar segundo y hacerlo en buenas condiciones. Además, ahora iré al Mundial de Kona seguro”, ha asegurado Frodeno el único triatleta de la historia que además de ser campeón olímpico, ha ganado el Ironman de Hawai. EFE.-