Si sos Triatleta estás obligado a tener ciertos hábitos. La exigencia de entrenar triatlones conlleva adoptar un estilo de vida que el resto de personas quizá no entienda.

Organización, Sacrificio, Persistencia y Tolerancia a la frustración son características fáciles de encontrar en la mayoría de los triatletas. Afortunadamente todas estas cualidades también son evidentes en sus vidas fuera del deporte.

Stephen R. Covey publicó en 1989 “The 7 habits of the highly effective people”, traducido al español como “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, y desde entonces ha vendido más de 15 millones de copias. La obra explica cómo las personas altamente efectivas cuentan con 7 hábitos. Los 3 primeros (“ser proactivo”, “comenzar con un fin en la mente” y “priorizar”) son intrapersonales o de victoria privada. Los 3 siguientes (“pensar en ganar-ganar”, “primero entender y después ser entendido” y “sinergizar”) son interpersonales o de victoria pública.
El séptimo es afilar la sierra.
¿Por qué los triatletas somos altamente efectivos? Porque generalmente tenemos los 7 hábitos: los vivimos en el triatlón y también los adoptamos en nuestras vidas cotidianas. Competir en triatlón no es sólo hacer deporte, es vivir de una forma más eficiente.
Éstos son los 7 hábitos y la manera en la que los triatletas los vivimos:
1. Ser proactivo. A nosotros nos tienen que parar, somos pura productividad. Si queremos algo vamos  por ello sin vueltas. Detestamos cuando tenemos que estar parados y perdiendo el tiempo. Nosotros hacemos que lo épico se convierta en cotidiano mediante el esfuerzo.
2. Comenzar con un fin en la mente. Todos tenemos una prueba en mente y nos imaginamos cruzando el arco de meta. Pocos triatletas no tienen un objetivo marcado cuando entrenan. Valga como ejemplo el que muchas pruebas pongan el cartel de vendido casi un año antes de que se dispute.
3. Priorizar. Poner primero lo primero. Nosotros somos especialistas en organizar nuestro tiempo y de administrar nuestros recursos para sacarles el máximo partido. Somos capaces de despertarnos a las 6 de la mañana para entrenar si tenemos una agenda apretada, pero también de entrenar menos si los nuestros nos necesitan.
4. Pensar en ganar-ganar. En general el triatleta es cooperativo. No nos importa compartir nuestros entrenamientos, aconsejar a quien nos lo pide y somos generosos con nuestro material. Nos gusta entrenar en grupo porque todos mejoramos. Personalmente no ha dejado de sorprenderme la manera en que se vive este hábito entre los triatletas.
5. Primero comprender y escuchar y después ser escuchado. Consultar, leer, ser asesorados y nutrirnos de los conocimientos de otros es algo común entre los triatletas. Es habitual contratar un entrenador para que nos planifique los entrenamientos.
6. Sinergia. Triatlón no es la suma de nadar, montar en bici y correr, es algo superior. Nuestro deporte es un ejemplo claro de que 3 conceptos unidos es mejor que separados. Nos gusta competir también en otros deportes y somos capaces de generar diferentes modalidades y alternativas dentro del nuestro. ¿No es el triatlón el deporte quémás innova? A nivel intrapersonal, los triatletas no somos de resignarnos cuando algo parece imposible de conseguir, siempre encontramos la manera de hacerlo.
7. Afilar la sierra. Se trata de la mejora continua. El triatleta siempre busca ir un paso más allá, quiere hacer distancias más largas y/o hacerlo más rápido. Continuamente estamos buscamos lo último en material, mejorando nuestra alimentación y compitiendo en nuevas pruebas. Analizamos nuestras competiciones buscando donde podemos encontrar la penúltima mejora para hacerlo mejor la próxima vez.
Muchos pensarán que “estás loco por entrenar tanto tiempo, por gastar tal cantidad de dinero en deporte…”, pero vos sabes que la inversión tiene un retorno mucho mayor.

Si no fueses triatleta…¿Cómo sería tu vida cotidiana?

Referencias Bibliográficas:
Covey, S. (1997). Los 7 Hábitos de la gente altamente efectiva, Barcelona: Paidós.

Fuente: http://www.sportraining.es/2014/07/30/por-que-los-triatletas-somos-altamente-efectivos/