El cubano Nino Fraguela, nacionalizado francés hace 30 años, se enfrentará en junio del próximo año al desafío de recorrer a nado los 166 kilómetros entre Miami y La Habana, después de correr 21 kilómetros en el barrio cubano de la ciudad de Florida y 270 kilómetros en bicicleta.

 

 

El triatleta,  se está preparando a través de duros entrenamientos.

 

El deportista, que pertenece al equipo nacional de triatlón de Francia, cuenta con el apoyo de un equipo en el que participan franceses y estadounidenses. Para lograr su objetivo, Fraguela prevé nadar entre 50 y 70 horas, y tendrá que enfrentarse a fuertes corrientes, así como a la presencia de tiburones y de medusas. Algunas especies de estos organismos que viven en la zona pueden ser mortales, como la Physalia, cuyos tentáculos llegan a alcanzar los 50 metros. Las medusas obligaron a la atleta australiana Chloé McMartel a abandonar el recorrido en 2013.

El triatleta de origen cubano Nino Fraguela. (The Crossing 2017/D. Milherou)

El triatleta de origen cubano Nino Fraguela. (The Crossing 2017/D. Milherou)

 

Fraguela será acompañado por tres embarcaciones que alejarán los tiburones a través de ondas electromagnéticas, tres kayaks que le seguirán desde cerca y ocho buceadores, además de un equipo médico.

 

Llevará un traje de protección contra medusas y tiburones, aunque de vez en cuando tendrá que quitarlo para evitar las irritaciones por el roce y nadar con un simple bañador.

En 2013, la nadadora estadounidense de larga distancia Diana Nyad, de 64 años, atravesó a nado la distancia entre La Habana y Cayo Hueso en 52 horas, sin protección contra tiburones, ni traje de neopreno, ni aletas.