La fuerza puede ser entrenada de manera específica o en el gimnasio, teniendo ambas  la misma de importancia.

 

El estímulo de esta capacidad condicional, es indispensable por gran número de diversos motivos, por ello se debe incluir en las planificaciones de un triatleta, siendo así, la cuarta disciplina.

 
La preparación física de un deporte está conformada por un conjunto de ejercicios, algunos ajenos a los que se utilizan en la práctica del deporte, dirigidos racionalmente a desarrollar las capacidades motrices del atleta para ir en busca de su rendimiento óptimo.

La fuerza es una capacidad condicional que en el  caso de no ser estimulada impide dar un salto de calidad en la actividad deportiva.

Para poder entrenar y producir adaptaciones significativas es necesario un orden, por ello, lo que hacemos los entrenadores, es periodizar las cargas, de acuerdo a las demandas de cada etapa del año. A continuación se detallará un modelo de periodización con sus características principales, cabe aclarar que está sujeto a modificaciones, de acuerdo a las necesidades del atleta, demandas del calendario competitivo y nivel de rendimiento:

 

 

  1. Periodo General (primeros 3 meses):
  • Incremento progresivo del volumen, con intensidades bajas.
  • Regenerar zonas dañadas y/o lesionadas.
  • Aumentar masa muscular para recuperar el peso corporal perdido y preparar al cuerpo para que soporte los volúmenes e intensidades de todo el año
  • Ejercicios preventivos.
  • Estimular la estabilidad lumbopélvica.

 

  1. Periodo Específico: (3-4 meses)
  • El volumen desciende progresivamente y la intensidad se eleva de manera inversamente proporcional.
  • Aumentar niveles de fuerza específica y en el gimnasio.
  • Estímulo y desarrollo de fuerza máxima y potencia.
  • Se mantienen los ejercicios preventivos.

 

  1. Periodo precompetitivo/ competitivo (4 a 5 meses)
  • Variaciones de volúmenes e intensidades.
  • Desarrollar la fuerza resistencia.
  • Incrementar, desarrollar la potencia.
  • Mantener ejercicios de fuerza especifica.

 

  1. Periodo de transición (15 a 30 días):
  • Comienza a partir del último y más importante objetivo competitivo. Esto en el caso de ser atletas amateurs.
  • En atletas de alto rendimiento los periodos tienen características diferentes.
  • Relajar, desconectar, intentar desestructurar la rutina, realizar entrenamientos recreativos
  • Volúmenes e intensidades y bajas.

 

Desde hace un tiempo los entrenadores de todo el mundo, y de diferentes disciplinas deportivas, comenzamos a adoptar un paradigma de integralidad,  en el que se considera que para obtener altos resultados deportivos es necesario combinar la preparación técnica, física, psicológica y estratégico-táctica. Esta es una de las razones por las que la preparación física y el entrenamiento de la fuerza deben de a poco tener un espacio en las planificaciones del triatlón.
Autor: Prof.: Iván Tellnow

(Especialidad en alto rendimiento deportivo)