Imperdible nota al seis veces ganador del Ironman-Hawaii

Corriendo hacia lo desconocido

“Mi primer Ironman fue en 1980, hace un tiempo! Yo no tenía miedo de no terminar la carrera. En aquel entonces todos eramos tan ingenuos y verdes sobre el asunto y lo que iba a pasar, que fuimos a la carrera con confianza ciega que simplemente “iba a ser un largo día , supongo que tendré que correr con todas las fuerzas que pueda y ver qué pasa”, y fue como caer en ese abismo , no sabía dónde iba a ir.

Recuerdo haber pensando antes de la carrera, “Yo nadé 3.8K muchas, muchas veces, cientos de veces, así que eso no es problema, y la bici…bueno sé que puedo rodar 160 de kilómetros, lo hice en un viaje de entrenamiento y me sentí muy bien por qué no puedo ir a 30 más”.

Cualquier atleta que piensa que va a meterse de lleno en el maratón (se están engañando a sí mismos) . Yo había hecho un triatlón de preparación en mi ciudad natal , me levanté temprano y nadé 5k, pedaleé 160kms. y corrí 32 kms. y recuerdo haber terminado los últimos 5 k y pensé “que bien me siento, puedo seguir adelante”, y eso llenó mi tanque psicológico de confianza , así que pensé “cuando llegue a la carrera voy a correr este maratón y esperar lo mejor . ”

“Yo estaba preocupado por John Howard, el ciclista estadounidense John Howard, había oído que era como ese fantasma del triatlón y que me iba a pasar como si estuviese andando en moto. No ocurrió a los 32 kms. ni a los 64 kms., tampoco a los 90 y, finalmente en el km. 130 pensé “no creo que John Howard me vaya a pasar! Más tarde me enteré que estaba detrás de mí en el agua.

“Miro hacia atrás hacia esa carrera , y la verdad es que yo no pensaba en competir con alguien, por supuesto, tengo ese gen en mí y siempre estoy corriendo contra alguien, pero era realmente más un desafío para mí que otra cosas, pero si alguien se acercaba a mí, seguramente hubiese dejado el desafío personal para correr con otro. Pero la ironía es que salí del agua a la cabeza y no vi a nadie el resto del día. Yo no tenía que preocuparme por el resto! Debido a que el curso original Ironman no era un recorrido multi- loop.

Un tipo duro

Yo vivía en un pueblo que no era remoto o aislado, no había ningun otro triatletas allí. Así que todos mis archi-rivales, como Scott Tinley y Mark Allen, estaban en San Diego y todos ellos sabían lo que estaban haciendo, pero no sabían lo que estaba haciendo Dave Scott.

“San Diego tiene un clima más suave y Davis, de donde soy , niebla y viento y más parecido a un invierno permamente, entonces todos pensaban: “se entrena en ese clima, con ese viento!” Debe ser tipo duro , que le vaya bien en todos esos chapuzones en aguas abiertas sin traje de neoprene, le debe gustar el viento de Kona para entrenar allá…”.

“Lo que no sabían era que odiaba el viento en Kona!! No podía soportar los vientos en Kona, pero tenemos que lidiar física y psicológicamente con el, asique mejor entrenarlo!. Asique disfruté el hecho que las condiciones fueran malas porque sentía que mis competidores psicológicamente podían marchitarse.  No tenía nada que ver con que yo sea un tipo duro, era más mi condición de competición que otra cosa”.

Mi Momento de Oro

“Creo que colectivamente el momento de oro fue siempre durante el maratón, porque sabía que estaba cansado pero me sentía como si ese fuese realmente mi juego cuando me bajé a correr, me sentía invencible , aunque en el 89 Mark Allen superó eso! Pero en el 84 , cuando Mark tenía 10 minutos de ventaja en la bici, en los últimos kilómetros empecé con mi juego y todo el mundo no paraba de gritar ’10 minutos, 10 minutos!” Y pensé “debe estar cansado” y me empecé a acercar, quedamos así los últimos 56 kms. y me dije “en el maratón lo agarro”, estaba lleno de confianza.

En otra ocasión recuerdo haber llegado al km 85 y pensé: “He tenido muchas carreras, mis piernas están solamente cansadas, voy a terminar con esto y me voy a seguir sintiendo cansado , pero me pregunto si podría subir un poco más’ yo pensé que estaba en el 50 º lugar-, y me pregunté si podría hacer un top 10, hasta ahí había sido un día terrible. Yo estaba en realidad en el lugar 26, de eso me enteré al día siguiente, pero me fui del 26 hasta el quinto, por lo que ese momento logré controlar al quinto hombre en el km. 32 del maratón, y haber pasado a 20 persona durante ese plazo, siento que ese momento fue como el examen psicológico definitivo para mí de todos mis Ironman , haciendo 2:45 en la última etapa. Terminó siendo un buen día ” .

Fuente: TriRadar.com