El mediático atleta Yuki Kawauchi logra acabar los 21.097 metros en 1.06.42 horas

Se quedará sin el reconocimiento ya que la prueba no era oficial.

Traje, chaleco, camisa, corbata ajustada y zapatillas negras. Así corrió el atleta japonés Yuki Kawauchi este fin de semana en el medio maratón Kuki de Saitama para batir un particular récord.

El reto era superar la mejor marca mundial de esta carrera de 21.097 metros encorsetado en un traje. Consiguió acabar la prueba de larga distancia tras 1.06.42 horas corriendo, bajando ampliamente la anterior marca (1.24.41) -el récord del mundo del medio maratón masculino lo tiene el eritreo Zersenay Tadese (58.23)-. A pesar de la hazaña, el tiempo del atleta japonés no entrará en el libro Guinness de los récords porque la prueba no estaba inscripta oficialmente.

‘CITIZEN RUNNER’

Kawauchi es un mediático corredor, conocido con el apodo ‘citizen runner’ (el ciudadano corredor). Este funcionario de 29 años dirige su carrera lejos de los cánones del atletismo. Kawauchi rechaza a los espónsors y no tiene entrenador. A pesar de esta carrera divergente con la profesionalidad del atletismo de élite, el japonés quedó sexto en el maratón de Nueva York (2015), ganó el maratón de Sídney (2012), acumula varios podios en su trayectoria y ha representado a Japón en varias carreras.