Ocurrió en el Ironman 70.3 de Syracuse, cuando una corredora de un Grupo de Edad (40-44) intentó hacer trampa previo a la largada de la carrera.

 

El incidente ocurió previo a la salida cuando la víctima dejó su bicicleta en el parque cerrado para dirigirse a la zona de partida listo para meterse al agua.

La canadiense, Kristen Johnson, esperó que su rival saliera de la zona de transición y empezó a desinflar las ruedas de la bicicleta; por suerte los oficiales se percataron de la situación y automáticamente la descalificaron por el comportamiento antideportivo.

Además dieron aviso a la víctima para volver a inflar las ruedas de su bicicleta.

Imagínense cuantas veces habrá hecho la misma maniobra hasta ser descubierta!