El anunciando retiro de Usain Bolt abre un debate sobre su sucesión.

Un nombre suena con fuerza: Wayde van Niekerk, sudafricano de 24 años.

Su mes de junio fue galáctico: 9.94 en 100 metros, 19:84 en 200 y 31:08 en 300. Este último registro supone un nuevo récord mundial de la distancia, en la que destrona al legendario Michael Johnson, a quien ya desbancó también en 400 metros durante los Juegos Olímpicos de Río: 43:03.

Es muy probable que el sudafricano no jamás alcance el amado carisma de Bolt, pero como atleta es uno de los mayores fenómenos que se han vivido en los últimos años.

Anoten su nombre, si no lo habían hecho ya. Porque Bolt se va, pero el atletismo sigue.