A pesar de ser una experimentada maratonista, quien terminó dentro del Top40 en Londres y los juegos Olímpicos de Beijing, su cuerpo se rindió antes que su cabeza.

Colapsó y no pudo continuar, a pesar de estar a metros de la llegada.