Una resonancia dirá si Froome continúa en la Vuelta.

El líder de Sky se fue al piso en el km. 5 de la etapa.

Los rayos X a los que fue sometido el líder del Sky dieron negativo, pero le molesta “muchísimo” la rodilla derecha y su continuidad no está asegurada. De hecho, según reconocen en el equipo, pinta bastante mal.

El británico pasó “un calvario” para completar la jornada reina. “Sufrí una muy mala caída que me afectó a las dos rodillas”.

El doble ganador del Tour marchaba octavo, a 1:18 de Dumoulin, antes de afrontar un día que señaló como “definitivo” para sus aspiraciones al doblete, y como “la jornada más dura” que iba a disputar en una prueba de tres semanas. Tras entrar a 8:41 de Landa, se sitúa 15º, a 7:30 de Aru y sin opciones de buscar el triunfo.