Para la Justicia, Oscar Pistorius no mató a su mujer a propósito y se salvó de la cadena perpetua

Tras seis meses de juicio,la justicia sudafricana, descartó todos los cargos de asesinato que pesaban contra el atleta por la muerte de su novia, la modelo Reeva Steenkamp en febrero de 2013, pero aplazó hasta el viernes la decisión sobre la acusación de homicidio culposo.

Esa acusación sostiene que no tuvo la intención de matarla sino su negligencia.

El atleta enfrentaba cuatro cargos: homicidio premeditado, homicidio culposo, disparar armas en público y posesión ilegal de municiones.

El campeón paralímpico le disparó a Steenkamp en el baño de su propiedad en Pretoria, capital de Sudáfrica, el 14 de febrero de 2013. La fiscalía lo acusaba de actuar premeditadamente, luego de una discusión. Pistorius dice que la confundió con un ladrón.

La justicia sudafricana no utiliza la figura del jurado, por lo que es la jueza Masipa la única encargada de deliberar y entregar el veredicto.

Masipa ya indicó que no fue posible probar que Pistorius había cometido un homicidio premeditado y homicidio común, pero todavía puede ser acusado de homicidio culposo o ser absuelto.

 

1. Homicidio premeditado

La jueza Masipa determinó que no se podía probar que Pistorius había discutido con Steenkamp y que la muerte de la modelo fue premeditada.

Las únicas pruebas que había eran declaraciones de testigos “no corroboradas”.

También descartó las declaraciones de testigos que dijeron haber oído a la entonces novia del atleta antes de los disparos.

“No se ha podido probar más allá de toda duda la acusación de homicidio premeditado”, explicó la jueza. “No hay suficientes hechos para sostenerlo”.

A la jueza le parecieron además consistentes las múltiples declaraciones en las que Pistorius aseguró haber disparado convencido de que había un intruso en su casa y aseguró que no había ninguna razón por la que desconfiar.

2. Homicidio

La jueza Masipa también descartó el cargo de homicidio al decir que “el acusado tenía la intención de disparar a la persona detrás de la puerta, no de matarla”.

También podría haber sido condenado de un cargo de homicidio menor si hubiera tenido la intención de matar al calor del momento pero sin “malicia premeditada”.

La jueza Thokozile Masipa comunicará el viernes el veredicto.

Esto podría haber contemplado tanto haber disparado a la puerta con la intención de matar, como saber que alguien podría morir y aún así disparar el arma.

Eso también contemplaría que hubiera intentado matar a un intruso pero, en su lugar, hubiera matado a su novia.

Pero la jueza Masipa también descartó esto al decir que “las pruebas no podían demostrar la intención del acusado”.

“Claramente no previó objetivamente como una posibilidad que mataría a la persona tras la puerta”.

3. Homicidio culposo

Esto significa que no hubo intención de matar pero que las acciones fueron negligentes.

La jueza Masipa criticó las acciones de Pistorius, argumentando que tuvo tiempo para llamar a pedir ayuda en lugar de irse a enfrentar al instruso que había percibido con un arma cargada.

Pistorius y Steenkamp

De ser declarado culpable de homicidio culposo, podría ser sentenciado hasta a 15 años de cárcel.

“El acusado tuvo un tiempo razonable para reflexionar, pensar y comportarse razonablemente”, dijo la juez quien además aseguró que Pistorius “sabiendo que había una persona tras la puerta eligió disparar un arma, que era letal, que él era competente para hacerlo y que había recibido entrenamiento para ello”.

Masipa también se tomó el tiempo de rechazar los argumentos de la defensa que apuntaba que Pistorius es más propenso a enfrentarse al peligro debido a su discapacidad -sus dos piernas fueron amputadas-.

“La vulnerabilidad no es algo extraordinario. Hay mucha gente en este país que no tiene ningún tipo de seguridad en absoluto”, afirmó la jueza, quien añadió que “el acusado actuó de manera demasiado apresurada y con un exceso de fuerza”.

“Está claro que su conducta fue negligente”, concluyó antes de postergar el final de la sentencia para el viernes.

La sentencia a los declarados culpables de homicidio culposo en Sudáfrica contempla un máximo de 15 años en prisión. Pero los expertos aseguran que lo más común son diez años.

4. Otros cargos

Pistorius también se enfrenta a dos cargos de disparar armas en público de manera ilegal y de posesión ilegal de municiones.

También podría ser condenado a varios años de cárcel si se le declara culpable de estos cargos.