Por qué los Triatletas debemos tener un coach para la Pileta

La mayoría de nosotros, no fuimos grandes nadadores de chicos y tuvimos que aprender a nadar correctamente de adultos, lo que lleva a una curva de aprendizaje distinta para la mayoría de los triatletas.

Los entrenadores de Triatlón sobresalen en la creación de planes de entrenamiento únicos formulados para el progreso del atleta hacia objetivos específicos y metas, pero debido a que trabajan de forma remota, a menudo son incapaces de ayudar a sus atletas con la mecánica de natación.

A menos que el atleta tenga un entrenador local para las sesiones entrenado en la pileta, asimilando los principios de la mecánica adecuada de natación, puede ser difícil progresar en el agua.

Esta es la razón por la cual un entrenador de natación es una buena inversión. El entrenador de natación no tiene que tomar el lugar de un entrenador de triatlón, sino más bien puede complementar al entrenador, lo que permite a los dos expertos a trabajar juntos para adaptar cada entrenamiento de natación a las necesidades específicas del atleta.

Un entrenador de triatlón proporciona una visión macro de programa de entrenamiento del atleta y periodización, mientras que el entrenador de natación tiene un microscopio para las sutilezas de la mecánica de estilo libre que el atleta necesita pulir.

A través de sesiones y / o videos, el entrenador de natación podría ayudar a tu entrenador de triatlón con el análisis detallado, incluyendo errores y problemas de tiempo, ineficiencias mecánicas y ajustes sutiles en técnica para incluir en tu plan de formación. De lo contrario, con los datos limitados como el ritmo y la distancia, el entrenador remoto tiene poco para medir el progreso y la eficiencia.

Lo que hay que buscar en un entrenador de natación:

La natación es un deporte de ciegos en el sentido de que el nadador no puede procesar visualmente cómo el cuerpo se mueve en el agua. Un ojo entrenado en la cubierta puede ayudar a proporcionarte información inmediata sobre la mecánica.

Encontrar un entrenador que es capaz de comunicarte con claridad los puntos a mejorar, de una manera específica para tu pileta.

La comunicación es clave.

Buscá un profesional que nada o que haya nadado mucho en el pasado.

Buscá a alguien que haya trabajado con una gran cantidad de triatletas o incluso con  profesores que hayan enseñado a adultos, porque como dijimos el adulto tiene otro tiempo de aprendizaje. Aún mejor si el entrenador hace sesiones de aguas abiertas!

La contratación de un entrenador para trabajar con vos en el agua te permitirá hacer el progreso más rápido en tu carrera de natación y te proporcionará la comodidad y la confianza en las aguas abiertas que vos necesitás para llevar tu carrera al siguiente nivel.

El apoyo mental de tener entrenadores calificados es invaluable e inculcará un amor profundo por el agua.

Autor:

  • Bryan Mineo