Por qué no hay un Tour de France de Mujeres?

Las mejores corredoras de bicicleta del mundo merecen más que La Course del Tour de France.
He aquí un vistazo a algunos conceptos erróneos que han impedido el crecimiento de ciclismo profesional de mujeres.

La construcción de la Información que el Tour de France es un evento solamente para hombres es todo menos natural. Hay más de 100 años de historia del Tour de Francia, en representación de décadas de inversiones por parte de los organizadores de la carrera, los aficionados, patrocinadores y los propios atletas masculinos.
El mantenimiento de la dominación cultural de los deportes de los hombres necesita trabajo, a partir de las decisiones deliberadas de los órganos rectores, a las estrategias de los medios de comunicación, con el compromiso de los fans de año tras año. Esto es algo que nosotros como sociedad hemos producido y mantenido en el tiempo.

Estos son algunos de los argumentos utilizados para negar un Tour de France Femenino:

Las mujeres no son físicamente capaces de completar 21 etapas“. El Presidente de la UCI Brian Cookson realmente dijo esto.

Si Cookson hubiese comprobado sus dichos, habría encontrado que la información científica disponible sugiere que cuanto mayor sea el desafío, son las mujeres las que tienden a cerrar esa brecha de rendimiento.
No hay ninguna razón física para la UCI para limitar a la mujer en relación a los hombres, ya sea a distancia o el número de etapas.

El Deporte femenino no es comercialmente viable. ¿Las compañías de artículos deportivos y patrocinadores invertidos en el tenis pueden decir lo mismo sobre Serena Williams o Maria Sharapova?
Tal vez, si era a principios de 1970. Pero la comercialización del ciclismo tiene mucho que ganar incuyendo atletas femeninas con ciclistas como Marianne Vos durante todo el Tour.

Un Tour de Mujeres en paralelo sería una pesadilla logística. Es increíble cómo las personas no creativas y derrotistas pueden ser cuando se enfrentan a la perspectiva de cambio.

El Tour de Francia Féminin -Tour de la mujer- que una vez que se llevó a cabo al mismo tiempo que el Tour, no se volvió a correr no por problemas de logística insuperables, sino por la falta de voluntad de construir algo más que el status quo.

El Tour de Francia bien podría ser uno de los espectáculos del deporte mundial, pero la injusticia que representa es igualmente impresionante.

Cuando las mujeres toman los Campos Elíseos para La Course en la última jornada de la Vuelta, espero algún día ver la misma cantidad de aficionados que en el circuito masculino.
Madeleine Pape
Traducción: Triatloners