Por una buena causa: una mujer correrá el maratón de Londres con zapatos de taco de 12,7 cm.

Natalie Eckert, ama de casa inglesa y madre de cinco hijos, puede convertirse en la primera persona en la historia que completa un maratón corriendo con zapatos de taco. Además, para entrar en el Libro Guinness, los tacos deben tener como mínimo 7,62 cm de altura, pero ella se está entrenando con unos de 12,7 cm.

Vive en Staffordshire (Inglaterra), tiene cinco hijos, es ama de casa y hasta ahora lo máximo que ha realizado en deporte es una media maratón y un maratón solidario de spinning en un gimnasio, según informa el periódico Daily Mail.

Se llama Natalie Eckert y reconoce que sus amigas siempre se ríen de ella porque utiliza zapatos de taco para todo, para ir a cualquier parte, incluso “para llevar a mis hijos al colegio”, bromea. La idea de completar un maratón con este tipo de calzado le surgió al enterarse de que la alemana Julia Plecher había corrido los 100 metros lisos en 14,53 segundos utilizando zapatos de tacón, sabiendo como referencia que el récord del mundo masculino es de 9,58 segundos y está en posesión del jamaicano Usain Bolt.

Entrenamiento

Con la mirada puesta en el maratón de Londres de 2015 para lograr esta hazaña, Natalie Eckert ha comenzado sus sesiones de entrenamiento, que consisten en salir a correr dos noches por semana y en practicar boxeo en otras tres.

“Empecé a entrenar con los tacones puestos hace pocas semanas, pero no sentí nada excesivamente raro. Lo único que me preocupa que suceda es que un tacón se me trabe en un agujero o algo parecido durante la carrera”, explica.

Además, se ha propuesto correr el maratón londinense en menos de cuatro horas: “A pesar de que será mi primer maratón, quiero ponerme un objetivo ambicioso”, ha reconocido.

Libro Guinness

Pero Natalie Eckert no sólo quiere ser la primera persona en la historia que completa un maratón sobre unos zapatos de tacón, sino que además desea que su nombre aparezca en el Libro Guinness de los Récords. Para ello, le han avisado que sólo sería oficial su registro en caso de que utilice tacones que tengan como mínimo tres pulgadas de altura, que sería el equivalente a 7,62 centímetros. “El par más bajo que tengo es de cinco pulgadas (12,7 centímetros), así que ya me he estado entrenando”, ha declarado al respecto.

Para lograr su meta, Natalie Eckert dispondrá de cuatro pares de zapatos con tacones idénticos. También espera contar con el apoyo de algún patrocinador que le ayude a reunir unas 5.000 libras que destinaría a la investigación contra el asma, enfermedad que padece uno de sus hijos.

Via: Run&walk