Rohan Dennis, nuevo rey del récord de la Hora: 52,491 km

El australiano Rohan Dennis,  ya figura, con solo 24 años, entre los mejores contrarrelojistas del pelotón de carretera, acercó este domingo un poco más el récord de la Hora, domesticado desde el cambio de siglo, a las apabullantes marcas que mitos como Moser, Indurain y Rominger, y profesionales del velódromo como Boardman y Obree, establecieron entre 1984 y 1996, la era de la ‘barra libre’ tecnológica y el ‘vale todo’.

Dennis es el nuevo rey con los 52,491 kilómetros que recorrió durante una hora exacta en el velódromo suizo de Granges.


Aquella era de cuadros imposibles, ruedas especiales, cascos aerodinámicos y rebaja de pesos hasta límites insospechados coincidió con la época más popular del récord de la Hora, pero acabó asustando a la UCI, incómoda con una guerra tecnológica que dejó para la posteridad un récord de cierre que hoy sigue siendo inalcanzable, los 56,375 km logrados por Chris Boardman con un misil en forma de bicicleta.

En septiembre de 2000 la UCI modificó las reglas, borró de la lista los récords desde Moser a Boardman y regresó a la pureza: solo con bicicletas ‘standard’ se homologarían nuevas marcas. Una medida de resultados magros, ya que el récord de la Hora perdió interés.


Así que desde el pasado año la UCI se desdijo de ese regreso a los orígenes y, aunque con limitaciones, dio el OK a que bicis como la que usó Dennis se asemejen a los futuristas útiles como el que, por ejemplo, convirtió a Indurain en rey de la Hora durante 20 días en 1994, hasta que Rominger sacó un rayo más veloz.


Vuelven los cuadros ultraligeros, las ruedas lenticulares, manillares extendidos y los cascos, y regresan las súper marcas. La de Dennis ya supera a las que Moser, Obree y Boardman lograron hace 20 años, al inicio de la escalada tecnológica. La máquina del pistard australiano, una BMC –su equipo es un fabricante de bicicletas–, pesaba 6,8 kilos, que Dennis manejó con un desarrollo de 56×14 hasta batir por más de medio kilómetro el anterior récord, en poder del austríacoMatthias Brandle con 51,852 km desde octubre de 2014.


Su ritmo a los 30 minutos apuntaba a una marca aún mejor, cercana a los 53 kilómetros, pero ralentizó la cadencia en los diez minutos finales.

“Comencé a sufrir, y al final solo pensaba en acabar y en el récord”, explicó el plusmarquista, reciente vencedor del Tour Down Under y campeón mundial y subcampeón olímpico de persecución por equipos.

Profesional de la ruta desde 2013, en la contrarreloj del pasado Mundial de Ponferrada terminó quinto.


El récord de la Hora, archivado durante años, vuelve a ser llamativo, y se anuncian intentos este mismo año del holandés Thomas Dekker, en la altitud de México, y sobre todo de Bradley Wiggins, el ‘pistard’ reconvertido a campeón del Tour en 2012.