Uno de los deportes más completos y que más ayudan a la salud es el ciclismo, ya que el andar en bici nos sirve para hacer ejercicio y medio transporte.

Este deporte necesita de una disciplina, ya que es bastante exigente y ayuda mucho a quemar grasas. Y si a esto le sumamos una serie de alimentos, la quema de grasa será más rápida.

Entre los beneficios que este deporte nos aporta tenemos:

Elimina grasa y pierde peso

El ciclismo es una buena opción para mantener o reducir el peso, ya que aumenta el ritmo metabólico, desarrolla los músculos y quema la grasa corporal que nos sobra.

Este deporte además tiene la ventaja de que las personas con sobrepeso pueden practicarlo desde el principio sin necesidad de tener que perder unos kilos antes. Esto se debe a que un 70% del peso del cuerpo recae en la silla, permitiendo así que las personas que no pueden moverse fácilmente de otra manera puedan hacer ejercicio para mejorar su aptitud física y estimular el metabolismo de las grasas.

Disminuye la probabilidad de padecer cáncer y diabetes

Investigaciones afirman que la práctica del ciclismo con regularidad reduce el riesgo de padecer cáncer de colon, próstata, páncreas y de mama. Además, de disminuir en un 40% la probabilidades de ser diabético tipo 2 con la práctica diaria de montar en bicicleta durante unos 30 minutos.

Se aumenta nuestra capacidad pulmonar de forma significativa

Montar en bicicleta nos ayudará a conseguir una respiración más efectiva, con un aumento de oxigenación en sangre que nuestro organismo agradecerá.

Favorece el aspecto, el estado de ánimo y reduce la ansiedad y el estrés

Sobre todo si se practica en lugares tranquilos, alejados del tráfico y el bullicio. Además por la concentración en el manejo, nos evita pensar en nuestras preocupaciones.

Capacidad resolutiva

La rapidez del pensamiento no es la única consecuencia positiva del ejercicio en nuestro cerebro. El uso regular de la bicicleta y la caminata durante un intervalo de seis meses a un año, puede mejorar la memoria y la capacidad de resolver problemas entre un 15 % y 20 % en personas de la tercera edad.

Por su parte, los niños que practican este tipo de ejercicios, pueden mejorar su capacidad para hacer varias cosas en forma simultánea y de resolver problemas mentales difíciles.

Fortalece el sistema cardiovascular

Si lo realizamos frecuentemente, automáticamente reducirá el riesgo de tener enfermedades coronarias e incluso las probabilidades de infarto, hasta en un 50%.

Los ciclistas saben que la autosuficiencia cuenta

Esta filosofía es por la que luchan muchas personas en el día a día. El mayor beneficio de ser una persona autosuficiente es que no dependes tanto de los factores externos para ser feliz.

Las personas autosuficientes tienen una base estable de bienestar, lo que significa que pueden recuperarse con más rapidez de los acontecimientos negativos de su vida y que no se dejan llevar tanto por los positivos.

Beneficios para la espalda

Cuando se adopta la postura óptima en el sillín al montar en bicicleta, con el torso ligeramente inclinado adelante, la musculatura de la espalda está bajo tensión y se ve obligada a estabilizar el tronco.

Muchos dolores de espalda provienen de la inactividad, que hace que se reduzca la nutrición de los discos intervertebrales y de esta forma van perdiendo su capacidad de amortiguar los impactos.

La falta de ejercicio además hace que la musculatura de la espalda se vaya atrofiando, con lo que disminuye escandalosamente su función de “muelle”. Los movimientos regulares de las piernas fortalecen la zona lumbar y previenen la aparición de hernias discales al mantener la columna protegida de vibraciones y golpes.

Otros beneficios al montar en bicicleta son el estímulo de los músculos de las vértebras dorsales, al hacer que constantemente se compriman y extiendan con el pedaleo.

El ciclismo brinda muchos beneficios tanto en lo personal como en lo colectivo, esto porque promueve la práctica de ejercicio, el cuidado de tu salud, la convivencia familiar y el cuidado del medio ambiente. Incluso en algunos países, el uso de automóviles se ha disminuido de manera considerable al preferir el uso de bicicletas.

No olvides que además de este tipo de ejercicios, es necesaria una buena alimentación. Según Nutrición Sin Más, los alimentos que comemos tienen grandes efectos en la salud y la calidad de vida, por eso es necesario alimentarnos sanamente.

Quien monta regularmente en bicicleta se ahorra visitas al médico.  Aunque se empiece a realizar ejercicio a una edad avanzada, los resultados son palpables. Las personas que sufren las típicas molestias de dolor de espalda, sobrepeso y enfermedades cardiovasculares podrían gozar muchos años de buena salud si decidiera practicar este deporte.