Es cierto que a muchos nos gusta el ejercicio bien sea por salud, estar en forma, o simplemente como un hobby pero es importante saber realizar estos ejercicios ya sea en un gimnasio, en casa o al aire libre ya que el no hacerlos de forma correcta puede traer consecuencias.

 

Es importante conocer las lesiones que se pueden presentar, la más comunes son desgarros musculares, esguinces, fracturas entre otras, por lo general presentan síntomas como dolor fuerte y repentino con hinchazón, y dificultad a la hora de realizar movimientos. Las inflamaciones en los músculos también son comunes al entrenar, o por mala alimentación. Conoce esta lista alimentos que causan inflamación en Nutrición Sin Más.

Por lo tanto, conocer el mecanismo de lesión, es decir, el movimiento, gesto o error que favorece una lesión, es importante para evitarlo. Por ejemplo, sabemos que la rotación del cuerpo manteniendo el pie fijo en el suelo, suele provocar lesiones de rodilla, al caer después de un salto y querer hacer un giro, o al hacer un giro rápido para cambiar de dirección, o hacer el giro y que los tacos de las botas queden clavados en un terreno de césped.

Así que, es muy importante evitar este mecanismo, y también realizar un entrenamiento específico para que músculos y articulaciones estén preparados para afrontar este tipo de situaciones sin sufrir lesiones graves.
Te presentamos algunos consejos que te pueden ayudar a mejorar tu entrenamiento y cuidar de tu salud:
1. Calentamiento: Al empezar cualquier actividad física es muy importante realizar un buen calentamiento ya que esto nos ayuda a aumentar la temperatura corporal y lograr la activación cardiovascular.
2. Estiramiento: No solo al comenzar, si no también al terminar el entrenamiento. Sobre todo del área muscular que más se entrenó.
3. Técnica: De nada vale hacer una gran cantidad de ejercicios si no se realizan de una manera correcta, saber instruirse para ejecutar una técnica adecuada evita gran cantidad de lesiones. En ciertas ocasiones será necesario que un entrenador preparado nos ayude con las correcciones para optimizar el rendimiento y minimizar el riesgo de lesión por una técnica poco adecuada.
4. Establece un límite: El sobre entrenamiento, además de disminuir el rendimiento y los beneficios del ejercicio, puede hacernos susceptibles a lesiones importantes, saber cuándo disminuir el ritmo o detenernos, nos ayuda a tener un mejor ritmo la siguiente vez que entrenemos.
5. Alimentación e hidratación: La alimentación provee los nutrientes necesarios para el cuerpo para obtener más energía y hacer que el cuerpo aguante entrenamientos con más intensidad. La hidratación también es muy importante, no sólo para permitir realizar esfuerzo durante más tiempo y evitarnos problemas de rendimiento, sino porque los tejidos necesitan estar elásticos y flexibles para ser menos sensibles a lesiones.
6. Ropa apropiada: Cuando se realiza ejercicio con cierta frecuencia, es necesario que el equipo sea el adecuado y aunque parezca algo absurdo los tiempos modernos han hecho que hasta la ropa que usamos sea de beneficio a la hora de entrenar ya que la tela, la manera en que se ajuste a tu cuerpo influyen y ayuda a evitar lesiones.
7. Descanso: Entrenar es una parte importante del deporte, no hay duda, pero es en el descanso donde el cuerpo se recupera y aprovecha los efectos del ejercicio. Un buen descanso, respetando los días entre entrenamientos y procurando un sueño reparador durante la noche, serán unos magníficos aliados frente a las lesiones.
8. Busca un médico: Recuerda siempre que en caso de existir dolor no dudes en buscar a un profesional, es mejor tener un diagnóstico y así evitar algo más grave ya que hay lesiones que pueden ocasionar algo irreversible.
Recuerda que estos son sólo algunos consejos que te pueden ayudar a evitar lesiones, así que de ninguna manera se sustituirá por un servicio de un médico especialista como bien se mencionó anteriormente, y por supuesto tener una buena orientación de cómo se deben practicar las actividades físicas que realizaras. Acude a especialistas como entrenadores personales que te orienten y guíen. Todo esto es para procurar tu bienestar como atleta, mejorar tu rendimiento y mejorar tu salud.

Por Edith Gómez, editora @ gananci.com