Un Bic Mac se puede medir en 510 calorías o en 7,14 km corriendo para quemarla.

Las comidas y lo que tardamos en quemarlas

A continuación mostraremos una tabla con diferentes comidas y sus calorías, además del tiempo caminando y los kilometros corriendo que son necesarios para quemarlas.

comidas

¿Tiene el mismo efecto si sabemos el tiempo que tardaremos en eliminar las calorías que consumimos?

Según un estudio, este nuevo método es mucho más impactante y permite conscientizar acerca de los malos hábitos de alimentación. Es la propuesta de unos investigadores del Instituto de Salud Pública de Baltimore, quienes pretenden que estos datos aparezcan en las etiquetas de los productos.

Una botella de de Coca-Cola de 500 ml contiene 210 calorías, más del 10% de las calorías diarias recomendadas para una mujer. Pero los científicos estadounideneses aseguran que estos datos son insignificantes para la mayoría de la población. Sin embargo, si informamos al consumidor de que tendrá que correr casi 3 km para quemar el refresco o estar 69 minutos caminando, el mensaje será mucho más efectivo.

Los expertos del Insituto de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg han comprobado que los adolescentes a los que se les ofreció esta información, escogieron bebidas mucho más saludables que cuando se les mostraba sólo las calorías que tenían esas comidas. La líder del estudio, Sara Bleich, señala: La gente no termina de entender lo que supone que una gaseosa contenga 250 calorías. Lo que nuestro estudio ha encontrado es que cuando explicas las calorías de una manera más sencilla de entender, como en cuántos kilómetros andando necesitas para quemarlo, puedes cambiar el comportamiento de los consumidores. Esta nueva forma de etiquetar los alimentos es una opción con un bajo costo para que los niños con edad suficiente para hacer sus propias compras consuman menos bebidas endulzadas con azúcar y esto parece ser eficaz incluso después retirar estas etiquetas.

Hay un fuerte vínculo científico entre el consumo de bebidas azucaradas y la obesidad. El uso de este nuevo sistema es fácil de entender e inculca conocimientos que pueden ayudar a promover la prevención de la obesidad o la pérdida de peso. Otros científicos han pedido que esta medida se lleve a cabo en los restaurantes de comida rápida. Afirman que si en un menú apareciese que para quemar una doble cheesburguer (441 kcal) necesitaremos correr 6,17 km, los clientes optarán por consumir una hamburguesa más pequeña (255 kcal) con la que sólo tendrán que andar  83 minutos o unos 3,57 kilómetros corriendo.

Otra investigación encontró que la misma idea funcionó en restaurantes de comida rápida. Científicos de la Universidad de Carolina del Norte concluyeron en que la información de los kilometros de carrera necesarios convenció a la gente a elegir alimentos más saludables en sus menús.

“Creemos que las etiquetas que muestran información acerca de la actividad física permiten que las personas puedan apreciar mejor las ventajas y desventajas de los alimentos altos en calorías, y por lo tanto influir en ellos para tomar decisiones hacia alimentos con menos calorías. Y pensamos que etiquetar los alimentos de esta forma puede incluso tener el beneficio adicional de promover la actividad física”.

Pablo Padrón Aficionado al powerlifting y la halterofilia y apasionado del entrenamiento de la fuerza y la nutrición.