Después de un día de ejercicio, o tal vez de entrenamiento para tu próxima carrera, tus huesos pueden estar doliendo más de lo normal.

 

No se trata de cuidar solo tus músculos, son tus huesos los que pueden sufrir más si no cuidas a tu cuerpo.

 

Two women running for exercise

 

El entrenamiento es parte esencial de llevar una vida sana, pero lo es también seguir una dieta saludable. Muchas veces los atletas están malnutridos y no lo saben, Nutrición Sin Más te muestra las deficiencias nutricionales más comunes.

No dejes que una dieta errónea, o falta de nutrientes, te haga dejar de hacer lo que más amas: correr.

Los huesos son sagrados para los corredores, pero son esenciales para cualquier actividad física, por lo que alimentarte bien hace parte del cuidado de tu hueso y puede ayudarte a prevenir fracturas o lesiones innecesarias. Cada vez que incluyas un nuevo alimento, recuerda seguir una dieta balanceada y moderada, que te permita recuperarte rápidamente al correr o entrenar, y que asista a tu cuerpo en fortalecerse.

 

Estos son los alimentos ideales en el cuidado y fortalecimiento de tus huesos:

 

  1. Naranja: esta fruta esta llena de vitamina C, que es ideal para evitar la inflamación. Las naranjas también tienen antioxidantes, como la betacriptoxantina, que reduce el riesgo de lesiones en los huesos y articulaciones.

 

  1. Pescado: comer más pescado es una buena forma de prevenir dolor de huesos y la inflamación de articulaciones gracias a la cantidad de ácidos grasos omega 3 que tienen. Pescados como el salmón, el atún y otros peces de agua fría son ideales.

 

  1. Frijoles: además de ser una buena fuente de fibra y de proteína, los frijoles alivian el dolor de huesos y te ayudan a fortalecer los músculos.

 

  1. Leche: este producto es la mejor fuente de calcio y vitamina D, por lo que puede prevenir la perdida de masa ósea y otras enfermedades, como la osteoporosis.

 

  1. Granos enteros: la fibra completa es buena para la digestión pero es también buena para el dolor de huesos. Comer algo de pan o cereales antes de hacer ejercicios y al desayuno, te pueden ayudar a fortalecer tu cuerpo.

 

  1. Té verde: la cafeína y antioxidantes, como los polifenoles, estimulan el sistema autoinmune y reducen la inflamación. Consumir té verde en la mañana o durante el día, te puede ayudar a prevenir dolores y hacer de tus huesos más fuertes.

 

  1. Tofu: este alimento no es solo para los vegetarianos, el tofu te puede ayudar de muchas formas, incluyendo la reducción de riesgo de osteoporosis y enfermedades cardiovasculares. El tofu es también una fuente grande de calcio que puede ayudarte si no consumes lácteos, y tiene menos grasa que muchos alimentos.

 

  1. Aceite de oliva: una buena fuente grasas no saturadas, el aceite de oliva te ayuda a proteger los tejidos y huesos gracias a la gran cantidad de antioxidantes que tiene. Parte importante de mantener tus huesos sanos es dejar de consumir grasas saturadas, por lo que cocinar con aceite de oliva te proporciona protección y buena nutrición.

 

  1. Cúrcuma: esa especia te puede ayudar calmar los malestares de articulaciones y huesos. Si consumes más cúrcuma en tus platos usuales, estas dándole a tu cuerpo una fuente más de protección y fortalecimiento.

 

 

Ya sabes, antes y después de correr, es importante comer bien. Recuerda que hay ciertos alimentos que te pueden beneficiar más de lo que crees, como es el caso del aceite de bacalao. Descubre sus beneficios aquí.

 

Incluye estos alimentos en tu dieta y verás que tus huesos, músculos y articulaciones serán más fuertes cada día.

 

Autora: Edith Gómez, editora @ gananci.com