Hoy en día las sociedades científicas internacionales reconocen a la suplementación como la cuarta pata del rendimiento deportivo después del entrenamiento, la alimentación y el descanso.

La suplementación es el proceso por el cual se incorporan nutrientes al organismo no a través de los alimentos sino en preparados especialmente diseñados para que lleguen a las células en cantidad, pero sobre todo con una rápida velocidad de absorción.
Hay suplementación de diferentes tipos de nutrientes, muchos de ellos útiles en los deportes de resistencia.

Aportes de la suplementación para mejorar el rendimiento deportivo

El aporte de energía es una necesidad imperiosa. La sustancia de mayor calidad que el músculo tiene es la glucosa. Es una sustancia de excepcional calidad, pero en esfuerzos mayores de 40 minutos no alcanzará la glucosa disponible en el músculo y empezara a consumirse para obtener energía de otro tipo de sustancias como las proteínas.

Usted estará pensando: y las grasas?. Las grasas se utilizan pero siempre una porción será de azucares y cuando estos se gastan son reemplazados por las proteínas. Cuanto más proteínas usemos mas rápidamente caerá el rendimiento y el músculo tendrá mayores dificultades para la recuperación.
Por lo tanto, aportar azucares durante los esfuerzos mayores a 40 minutos tanto en entrenamiento como competencia es imprescindible.
Actualmente los geles deportivos permiten un aporte lo suficientemente grande y con rápida digestibilidad, que los transforma en una herramienta clave para el deportista.

Entre 1 a 2 gramos de glúcidos por hora por kilogramos peso, puede ser una buena alternativa. Sí la actividad física es muy larga no espere a fatigarse para usarlo, inclusive puede usarse desde la entrada en calor y en la recuperación post esfuerzo. No olvide que también la reposición de agua, alrededor de 250 cc. Cada 20 minutos es una necesidad durante los esfuerzos prolongados.

Dr. Rubén Argemi
Medico Deportólogo