¿Será tiempo de perdonar a Lance Armstrong?

Lance Armstrong continúa como una paria del mundo del ciclismo, mientras que otros muchos ciclistas que también dieron positivo en dóping son aceptados. ¿Será su castigo deproporcionado?

Fue en 1999 cuando Lance aplastó a sus rivales en su victoria del Tour de France, la primera de 7.

Sin emabargo, en la actualidad, Arsmtrong es la referencia de todo lo malo del deporte, y no fue suficiente despojarlo de Todos sus títulos, sino además proscribirlo de por vida.

La USADA vino por Lance en 2012, cuando todavía era un gigante, siete años después de su última victoria en el Tour y dos años después de su segundo retiro.

De hecho, fue la desastrosa vuelta al giro profesional (2009/2010) la que puso en marcha los eventos posteriores que lo derrumbaron como figura máxima del ciclismo actual.

Cuando la USADA, publicó su decisión sobre el caso Arsmtrong, lo argumentío como el “programa más sofisticado de dóping de la historia del deporte”.

Sin embargo, casi seis años después, casos como el de Rusia, donde el Estado formó parte de un programa sistemático que abarcaba un sinfin de atletas, la decisión de la USADA quedó muy pequeña.

Lo cierto es que el resultado de ese destape, no tuvo ni de cerca las mismas consecuencias que Lance Armstrong.

Tal vez, ahora con un poco de perspectiva, podríamos concluir que el veredicto que recibió el ciclista fue designado para hacerlo un caso especial y convertirlo en paria.

Hubo muchos casos, incluso de los mismos compañeros de Lance que tuvieron otras consecuencias mucho más favorables porque ayudaron a delatar y entender como se llevaba a cabo el programa.

Pero el caso Armstrong tuvo otros condimientos, no solamente no cooperó con la investigación desde el principio, sino que además fue acusado de bullying, coerción y actitudes totalmente antideportivas.

Además, se suma otro factor, era el campeón del Tour de France en siete oportunidades; razón por la cual, para bajarlo de su pedestal, debía ser algo muy ruidoso, y se transformó en un caso federal de estafa, donde además de sus títulos, le pudo haber costado otros USD100 millones que le demandaba su antiguo sponsor: US Postal.

Sin embargo, arreglaron por 5. Lo cierto es que hicieron todos los intentos para arruinar lo último que le quedaba de él y sus logros deportivo, sus finanzas.

Lance, intentó destruir a Greg LeMonde, maltrató a su mujer, también a su anterior compañero de equipo, Frankie, pero otra vez, también a su mujer, Betsy Andreu, una de las voces críticas de Lance.

Por eso tenemos que preguntarnos, si más allá de todo lo sucedido, fue proporcionado el castigo? Tal vez la mezcla de emociones, y por sobre todo las decepciones que sufrimos todos sus fans acompañaron la decisión que ahora pongo en duda.

Convengamos que muchos de nosotros lo admirábamos más allá de sus victorias…era un sobreviviente de cáncer, y que a pesar de las apuestas en su contra, se convirtió en leyenda.

Hoy esa decisión de la USADA, ha provocado que Lance haya perdido su total capacidad de participar en cualquier evento oficial; y si bien con sus 47 años de edad, no podría volver a destacarse como prfesional, podría formar parte de eventos como ser algún triatlón, o carrera de ciclismo dentro de su Age Group, privándolo de su libertad.

Lamentablemente, ganó y perdió 7 Tours, en los libros de la historia del ciclismo quedarán vacantes todas esas ediciones de todos los eventos de ciclismo que formó parte. La historia quedará vacía y su nombre cada vez se escuchará menos.

El peor castigo, fue que le prohibieron hacer deporte, incluso como amateur.

Por Gonzalo Gamen. Editor @triatloners