Todo el mundo puede correr, pero una cosa es correr y otra bien distinta es correr bien. Para eso, necesitás un medidor de potencia para correr.

 

stryd_power_meter_5

Como corredor, o runner, uno no hace más que ver y leer la forma de mejorar los tiempos, aguantar más e ir más rápido; y lo que te encuentras al buscar “la clave” es entrenar mejor y añadir ejercicios accesorios a tu rutina.

Entre esos ejercicios está, por supuesto, aquellos orientados a la técnica de carrera. Al final todo pasa por la dichosa técnica y es el punto a mejorar por todos para gestionar mejor el esfuerzo, ser más eficientes en carrera. Sin embargo, es difícil encontrar una métrica que de una muestra real del esfuerzo en un corredor.

En ciclismo se usan los vatios, una unidad de medida real que se obtiene a partir de medidores de potencia y que sirve para comprobar esfuerzos reales y permite la comparación entre deportistas, usando los vatios por kilogramo de peso. Sin embargo, no tenemos nada fiable aplicado a correr, ni la frecuencia cardíaca, ni ritmos ni nada, aunque esto podría cambiar pronto con Stryd.

El dispositivo es muy sencillo, pero al mismo tiempo su tecnología es muy compleja para lo que quieren conseguir: un sistema de sensores capaces de obtener diferentes variables del corredor en carrera y, a través de algoritmos, registrar en tiempo real datos de potencia. Stryd no es más que un pequeño gadget con una pinza que nos colocaremos al correr, nada de complejos sistemas en zapatillas ni plantillas raras.

COMPRALO ACÁ

El medidor de potencia para correr que sincroniza nuestros datos

Los datos de potencia permiten medir el esfuerzo en cualquier condición y, por supuesto, se sincronizan en tiempo real con otros dispositivos, como podría ser un reloj deportivo inteligente (como los últimos Garmin), con tu smartphone y computadora, para ello cuenta con conectividad Bluetooth y ANT+.

Todos los datos recogidos servirán para ejecutar planes de entrenamiento basados en vatios y, en definitiva, para correr mejor, conociendo y mejorando la eficiencia.

La meta de Stryd es muy, pero muy ambiciosa y no es para menos, por primera vez se podría encontrar una métrica fiable en el running, revolucionando los sistemas de entrenamiento, y al fin y al cabo, ayudar a miles de corredores a hacer lo que más les gusta, pero incluso mejor y de una manera poco intrusiva.

medidor de potencia para correr

 

 

Autor:  Pedro Moya