Tips cortitos: ¿De qué forma podemos evitar la aparición excesiva del ácido láctico?

1. Hidratación

Cuanto mejor hidratados estemos más diluido estará el ácido y menos notaremos sus efectos. Además estaremos proporcionando a nuestro músculos los líquidos necesarios para funcionar evitando las temidas rampas.

2. Sales

Un nivel adecuado de magnesio permite a tu cuerpo trasladar la energía hacia tus músculos de manera más eficiente, evitando así la necesidad de recurrir al ácido láctico para compensar la falta de energía.

Además el sodio ayuda a barrer la acumulación del ácido, incrementando nuestra resistencia.

3. Ácidos grasos

Estos ayudan a descomponer la glucosa, algo vital para la producción adecuada y sostenida de energía. Siempre que procuremos un suministro de energía adecuado y constante estaremos evitando la aparición del lactato.

4. Vitamina B

Al igual que los ácidos grasos, la vitamina B tiene un efecto sobre la glucosa, ayuda a acelerar su transporte por el cuerpo, cuanto más rápido nos llegue más tardaremos en notar el ardor de músculos.