Tips Pro para mejorar tu entrenamiento

Trabajar la mente antes de entrenar (pre-work mentality): Entender el entrenamiento fijando metas para algún posible desafío. Antes de salir a entrenar ir trabajando en una especie de mapa mental sobre lo que estamos a punto de encarar. Concentrarnos en los movimientos que estamos a punto de hacer, depojarnos y empezar a disfrutar de lo que viene!

Durante el entrenamiento: Si bien entrenarse no es fácil, los atletas de élite suelen divertirse con este reto diario. Se mantienen ocupados mentalmente en concentrados en los ejercicios y sus intervalos, en las porciones de recuperación ya se preparan mentalmente para el siguiente intervalo. Ellos controlan cuanto se hablan a si mismo y por lo general optan por un modo de pensar positivo para aumentar el autoestima. Ellos sacan provecho de los buenos días y ponen en perspectiva los días malos días. Hacen tiempo para una sesión informativa después del entrenamiento y análisis.

Logística: Organizan su equipo y diseñan un sistema mental para la preparación de los equipos para el entrenamiento (A través de las necesidades de cada especialidad cubren los elementos a utilizar). Crean líneas de tiempo de entrenamiento, llegar temprano para estos atletas e convierte en un hábito, y así ganar algo de tiempo en caso que las cosas se alarguen. Ellos registran sus entrenamientos, con el objetivo de hacer un seguimiento del rendimiento para observar aquéllos patrones que funcionan bien y aquéllos que pueden ser mejorados.

Preparación del cuerpo y su mantenimiento: Los atletas de alto rendimiento siempre reservan un tiempo para el estiramiento adecuado y calentamiento, y luego para hacer un buen enfriamiento para eliminar el ácido láctico de los músculos y así facilitar la recuperación. El masaje está programado regularmente en la noche antes de un día de recuperación para darle tiempo al cuerpo a absorber el entrenamiento. Comen una comida pre-entrenamiento (dos horas antes de una sesión de moderada a alta intensidad de entrenamiento) y, para las comidas post-sesión, hay que incluir hidratos de carbono dentro de una media hora de finalizada la sesión, además de proteínas y carbohidratos dentro de dos horas de la finalización de entrenamiento.