Tour de France 2014: Golpe de autoridad de Navardauskas

Podría decirse que esta anteúltima etapa en línea del Tour 2014 la han dominado los equipos de esprínters, que han sabido tomar las riendas de la persecución de la fuga durante todo el día en la ruta hacia el norte. El último integrante del quinteto cabecero, Tom-Jelte Slagter, acababa claudicando como habían previsto los hombres del Cannondale, Giant y OPQS. Ahora bien, lo que no habían previsto ninguno de ellos era el golpe de autoridad que estaba forjando Ramunas Navardauskas, que decidía salirse del pelotón a 13 km de la meta. La potencia del lituano, asociada a una pizca de suerte, pues el pelotón se veía entonces implicado en una caída, le han permitido adjudicarse su primera victoria de etapa en el Tour de Francia tras haber levantado los brazos en el Giro de Italia de 2013… ¡el año del triunfo de un tal Vincenzo Nibali!

Gautier lanza la fuga
La etapa de hoy era la última oportunidad para los amantes de las fugas. Cyril Gautier (Europcar) no ha querido desaprovecharla, de ahí que se haya escapado ya en el km 2 de carrera. En un primer término se han sumado a él Martin Elmiger (IAM) y Arnaud Gérard (Bretagne), y posteriormente Tom-Jelte Slagter (Garmin) en el km 8. El número de fugados subía a cinco en el km 16 con la llegada de Rein Taaramae (Cofidis). Dicho grupo alcanzaba una velocidad de más de 42 km/h durante la primera hora de carrera, y lograba una renta máxima sobre el pelotón (km 38) de 3’45”.

Ji Cheng mueve ficha…
El equipo Cannondale decidía colocar en primera línea del pelotón a uno de sus corredores, concretamente a Jean-Marc Marino, para mantener las distancias a un nivel manejable para los esprínters. Giant-Shimano con Ji Cheng, y después Lotto-Bellisol con Lars Bak, se sumaban en seguida al esfuerzo. En la llegada al avituallamiento, la ventaja del quinteto cabecero caía a 2’15”. Además de la intensa lluvia, los atacantes se sentían cada vez más presionados por el pelotón, que se colocaba a 1’45” a falta de 40 km para la meta.

Slagter en solitario
A 32 kilómetros de la meta, cuando el grupo de cabeza apenas sacaba 1’20” al pelotón, Tom-Jelte Slagter decidía dejar atrás a sus compañeros de ruta para probar suerte en solitario. El corredor mantenía una ventaja de unos 30 segundos en la llegada a la cota de Monbazillac, en un momento en que el ritmo del pelotón había causado estragos en esprínters como Arnaud Démare y Marcel Kittel, incapaces de seguir la cadencia. Neutralizado al coronar la cota, Slagter dejaba después que su compañero de equipo Ramunas Navardauskas le tomara el testigo para protagonizar una gesta en solitario en los últimos 13 kilómetros.

Sagan por los suelos
El hombre de cabeza aumentaba su ventaja sobre el pelotón, liderado en la parte final por los hombres del Tinkoff-Saxo primero y después del OPQS, cuando una caída sacudía al pelotón poco después de pasar bajo la pancarta de los tres últimos kilómetros. Peter Sagan ha sido uno de los aspirantes a la victoria de etapa hoy que ha dado con sus huesos en el suelo, al igual que Romain Bardet y Jean-Christophe Péraud. La confusión ha terminado beneficiando a Ramunas Navardauskas, que ha rematado la etapa en solitario y ha estrenado su marcador en el Tour de Francia.

Captura de pantalla 2014-07-25 a la(s) 22.58.38