Un todo terreno argentino: Pablo Ureta

Pablo Ureta, corrió su primer triatlón en 1995, y no paró más. Lleva 15 temporadas ininterrumpidas en el rubro. Nada lo detiene, no conoce el significado de “imposible”….como el conejito de duracell, sigue, sigue y sigue! De no creer. Ejemplo de esfuerzo y garra.

Pudimos, entre carrera y carrera, hacerle algunas preguntas…imperdible!

1. Pablo, llevas 17 años en este rubro, te acordas de tu primer tria en 1995? Como desembarcaste en la especialidad?

Claro que sí, fue el primero y el que me inició en este deporte tan difícil como apasionante. Tenía 15 años y jugaba al football desde los 6 supongo cuando mi profesor de educación física organizó un triatlón que consistía en 200 metros de natación en un río, 18 km de moutain bike y 7 km de pedestrismo. Yo sabía nadar, en realidad sabía flotar, la bici era mi medio de transporte desde muy chiquito y corría muchísimo cuando jugaba al football así que no dudé en participar. Fue una experiencia única de la que me acuerdo como si fuera ayer. Terminé la natación en la posición 15 mareada, me subí a la bici y pasé muchísima gente para terminarla 2ndo a pocos segundos del primero y corriendo pude ganar la carrera. Fue una experiencia que nunca olvidaré. Desde ese momento hasta los 18 jugaba al football, corría triatlones y corría mounatin bike

2. A los 19 corriste tu primer Ironman, cuando recomiendan correrlo recien a los 35, como fue eso? Como estuvo?

Fue mas duro de lo que imaginabas? Un año después de mi primer triatlón vi el ironman de Hawaii en la televisión y me dije a mi mismo que eso era lo que quería hacer. Siempre me gustaron los esfuerzos extremos y llevar al cuerpo al límite. Conocer a el “Gato Díaz” uno de los pioneras y grandes triatletas que tuvo Argentina me ayudo mucho. Yo me entrenaba muy poco porque siempre me gusto hacer muchos deportes en uno y ahí fue cuando el gato me empezó a entrenar y entrenar en serio. Yo siempre quise hacer un ironman y el gato me dio el empujón final. Siempre se ha dicho que a los 19 uno es muy jovén, que hay que esperar, que te vas a lesionar pero confié en mí y en mi entrenador y todo salió bien. Hoy llevó corrido 24 ironman y solo estuve lesionado una vez por un par de semanas hace más de 13 años… El ironman fue mucho más duro de lo que me imaginaba, sobre todo el maratón y por haber comido solo 2 bananas en todo la carrera. No tomé ni gel, ni power-bar nada pero lo termine bien pero muy dolorido.

3. En el 2001 te fuiste a vivir a Suiza, como te las arreglas para combinar trabajo/estudio con las horas de entrenamiento?

Fue muy pero muy difícil, hice sacrificios inimaginables y nunca, jamás perdí el rumbo ni la motivación. Estaba preparado para pasar por cualquier cosa para ir atrás de mis sueños. Hoy cuando miro atrás no sé como lo hice, me parece imposible. Tuve que hacer y terminar 3 secundarios diferentes para que me acepten por fin en una universidad Suiza. Tuve que aprender 3 idiomas más de los 2 que ya hablaba. Mis padres no podían ayudarme y tuve que buscar mi camino. Gracias a una familia Suiza increíble que conocí trabajando, a una beca, a un préstamo; pude estudiar y seguir corriendo. Cuando a veces recuerdo todo lo que viví se me caen lágrimas. Muchas veces dormía en el bosque antes de una carrera, inclusive antes de un ironman. Tuve que rechazar la plaza para Kona por falta de medios… Por momentos fue muy duro pero la satisfacción de todo lo logrado es inmensa y valió cualquier sacrificio. El entrenamiento nunca fue una prioridad desde que me fui a Suiza en el 2001. Mis semanas varían entre 4 horas y 25 horas dependiendo del estudio y el trabajo. Básicamente corro a pie todo el año y pedaleo y nado 5 meses al año.

4. Extrañas Argentina?? Volves?

Claro que extraño pero estoy contento en Suiza. No soy de esas personas que viven físicamente en otro país pero están con la cabeza en Argentina. Me fascina ir a Argentina y voy una vez por año pero estoy contento donde estoy. Cada uno es artífice de su propio destino y yo elegí estar afuera por ahora.

5. De todos los lugares en el mundo donde corriste, con cual te quedas?

Uhiii, que pregunta más difícil, hay tantos lugares que me fascinan y es muy difícil elegir uno. Hawaii, la Cordillera de Los Andes y Suiza quizás…. .

6. Entrenas o entrenaste con coach?

Desde hace unos años entreno solo. El único verdadero entrenador que tuve fue el gato durante muchos años y hoy por hoy lo sigo llamando para pedirle consejos porque me conoce más que nadie. Es una persona a la que admiro y respeto mucho. Es difícil tener un entrenador cuando uno tiene tantas actividades ya que es difícil comprometerse.

7. Llevas algun regimen de comidas especial? Que hay en la heladera de un Ironman runner? No extrañas la comida de aca?

No para nada pero me crecí comiendo muy, muy sano y me acostumbré y me gusta mucho comer sano. Nunca hice dieta porque el comer sano mi familia me lo inculcó como un estilo de vida. Claro que a veces me gusta comerme unas buenas papas fritas pero son contadas las veces que voy a un Fast-food. La comida en Suiza no es muy diferente a la Argentina así que no se extraña tanto, quizás la compañía cuando uno come un buen asado

8. Entrenaste nada mas que 23 dias para Kona…. Que paso?!?!? Por que?!?!??

Como te dije entre trabajo y estudio se me hacía imposible poder entrenar más de 5 horas a la semana. Tenía otras prioridades: escribir la tesis y trabajar para pagar el viaje a Kona, el viaje a NY, a Argentina.. Igual 17 años en el deporte y uno aprende a entrenarse con los tiempos que uno tiene. Se que en 3 semanas me puedo poner medianamente en forma, no para mejorar una marca pero sí para hacer una carrera digna.

9. Me imagino el dolor de piernas q te costo la carrera, cuanto demoraste en reponerte?

Este año quede destruido, 3 días que caminaba como podía y eso es quizás porque hice un buen maratón y sobre todo porque entrené solo 3 semanas antes de la carrera. Igual a las dos semanas fui al Xterra WC de Maui y me fue bastante bien… .

10. Como viene tu calendario para el 2012? Arrancas con alguna carrera de aventura?

Aún no lo se porque estoy en un año de transición y no se donde estaré viviendo. Me gustaría mucho correr el Cruce de Los Andes y ya después veré.

Fue un gusto poder compartir algunos relatos de mi vida deportiva con ustedes y les agradezco muchísimo haberme dado la posibilidad de escribir.

Gracias Pablo, hasta la próxima. Mucha suerte en el marathon de New York.