Ser un atleta es Simple. No importa que tan rápido seas, o cuantas carreras ganes, incluso si no ganás ninguna.

Lo único que importa, lo único que tenés que hacer es: 

Entrenar con perserverancia, animarte a ir más allá del “No Puedo”; ser un buen compañero; y sentirte orgulloso de todos tus logros e intentar divertite durante tus entrenos. En realidad….No es tán Simple!