Seis años atrás, Eric pesaba 155kgs. y además del alto colesterol y alta presión, le habían diagnosticado Diabetes de Tipo II. Su doctor, le había pronosticado cinco años más de vida.

Hasta que conoció a Peety, y todo cambió.