Este año el Ironman World Championship promete estar más caliente que nunca.

Luke Mckenzie, busca este año mejorar lo realizado en 2013. Con 36 años, el australiano dice estar mejor que nunca para encarar Kona.