Santiago Ramírez, miembro de la tribu Raramuri, corre como su padre y su abuelo, desde niño.

Tiene 8 hijos y corre solamente para poder darles de comer

En esta ocasión cruzó dos veces la meta en el ultramaratón de Guachochi: solo y con su hija Juana.