El triatleta, Jan Frodeno, reflexiona sobre el esfuerzo y la determinación que hacen falta para mantenerse en la cima de una disciplina tan exigente.