El ciclista norteamericano Lance Armstrong (Ben Foster) logró siete triunfos consecutivos en el prestigioso Tour de Francia.

 

Claro que, el periodista deportivo irlandés David Whals (Chris O’Dowd) está convencido de que Armstrong ha estado recurriendo a sustancias ilegales para ganar el Tour. Con esta idea en mente, y a pesar de los obstáculos que se interpusieron en su camino, Whals empieza a investigar con el objetivo de lograr pruebas que saquen a la luz la verdad, cosa que provocará la caída en desgracia del popular ciclista.