KILIAN JORNET, uno de aquellos seres, con un talento tan peculiar, que solo se dan con inusual frecuencia, cada varios lustros.

 

 

Kilian nos ha enseñado todo lo que es capaz y conseguir en su carrera deportiva. Pero en esta edición de UTMB 2017, nos ha enseñado algo muy importante: saber perder, y hacerlo con elegancia, con deportividad, con humildad.

 

Esta es la crónica de alguien que desconoce quedarse fuera del cajón más alto del podio.

 

Fuente: 10 Islas 1 desierto