Opiniones y todo lo que debes saber sobre el aceite de CBD en España

Todo lo que debes saber sobre el aceite de CBD

Últimamente el CBD está dando mucho que hablar. Especialmente su presentación como óleos. Siempre que se escucha alguna noticia o alguien da su opinión, salen a relucir sus valores medicinales y se habla de lo bueno que es para la salud.

Pero a veces es complicado diferenciar la realidad de las exageraciones. Para que puedas tener una opinión informada, aquí se explica qué es el aceite de CBD, qué debes tener en cuenta a la hora de comprarlo y cuál es la manera más común de consumirlo.

¿Qué es exactamente?

El CBD es uno de los más de 100 subproductos que se encuentran en la maría y el cañamón. Tiene varias utilizaciones medicinales y se elaboran multitud de procesados a partir de él. Uno de los más conocidos es el aceitillo, que se extrae mediante una reacción química en la que se mezclan los cogollos con alcohol etílico para uso alimentario o con algún aceitón vegetal. La tendencia es elegir cepas que tengan altos contenidos de CBD, de entre el 15 y el 25 %.

Favorece el refuerzo de los huesos, tiene capacidades antioxidantes y antiinflamatorias, funciona como analgésico, es regulador de la serotonina, mejora el aparato inmunológico y contribuye a la regeneración neuronal. Según las opiniones de sus usuarios, si usas unto de CBD, te sentirás más relajado y descansado.

¿Produce sensaciones colaterales o de estar “colocado”?

El CBD no es un compuesto psicoactivo. El responsable del sentimiento de “colocón” cuando se consume género fabricado con cañamones es el tetra hidro cannabinol. Entonces, consumir untos de cannabidiol no alterará tus capacidades.

Eso si, debes asegurarte de que compras extracto de CBD y no aceitones de banda completa. Este último es otra variante, fabricado con todos los componentes de la mariguana. Por lo tanto, sí tiene THC y sí puede hacer que te pilles una cogorza.

Aunque no es lo más corriente, el refinado de CBD puede hacer que sufras:

  • Diarrea o estreñimiento
  • Malestar en el estómago
  • Vómitos
  • Cefalea, con o sin mareos
  • Más hambre de la normal
  • Boca seca
  • Ligera modorra

Opiniones de lo que se debe tener en cuenta al comprar aceite de CBD en España

Es recomendable que comiences por revisar de qué tipología de plantita se ha extraído. Esta información suele estar en el envase o podrías preguntar al vendedor. Los óleos de CBD de mejor calidad provienen de plantaciones ecológicas que no utilizan pesticidas ni fertilizantes sintéticos.

Lo siguiente será revisar el rango cannabinoide y el porcentaje de CBD. Recuerda que si compras óleos de espectro completo, estos contendrán tetrahidrocannabinol. Saber la cantidad de cannabidiol es muy importante para calcular la cuantía que tomarás. Con los suaves necesitarás más gotas, y viceversa.

Ten presente para qué quieres utilizar el óleo. Si va a ser para tratar alguna dolencia severa deberás optar por aceitillos de mejor calidad y mayores concentraciones. Te será muy útil leer opiniones de cada uno antes de lanzarte a comprar.

En España, podrás adquirir aceite de CBD a través de Internet, conseguirás las mejores marcas a los precios más interesantes. Y lo recibirás directamente en tu casa.

¿Para qué se usa y cómo se administra?

Debido a todos los trazos positivos que tiene, está empezando a emplearse de manera experimental en el tratamiento de complicaciones como los cánceres, la osteo-porosis, el Párkinson, la epilepsia, esclerosis múltiple y diversos trastornos psicológicos.

También es apropiado en situaciones menos severas como hinchazones en alguna zona corporal después de darte un golpe, o para ayudarte a relajarte si tienes problemillas para pegar ojo. Algunos consumidores se lo aplican a diario, como fortalecedor de su respuesta inmune.

Los aceitillos pueden ser ingerido echando unas gotas en la comida o en una bebida. O colocarlo directamente en la boca y tragarlo con la saliva. Otra alternativa a la ingestión por vía oral es la aplicación externa sobre la piel.

Si has leído opiniones positivas y estás pensando en empezar a utilizarlo es conveniente que consultes con tú médico para saber si es adecuado en tu situación. Las dosificaciones recomendadas se indican en el prospecto. Échales una ojeada y pásale tus dudas al vendedor si hay algo que no te quede claro.