¿Qué Sabemos Sobre el Consumo de Alcohol y el Ejercicio?

Las bebidas alcohólicas están presentes en la sociedad actual. Las representaciones sociales en torno a ellas son diversas, muchos asocian su consumo a los festejos y a momentos de placer y realización. El mundo del deporte no está exento de ello. ¿Cuántos han ido a festejar las victorias con “cerveza y pizza“ o menús parecidos? ¿O previo a esto, destapado una cerveza o vino en el vestuario o en el gazebo del running team?

Muchas de las personas que realizan actividad física consumen alcohol luego de alcanzar objetivos como recompensa de la victoria, muchas veces llegando hasta el estado de ebriedad. Según encuestas, su consumo es más frecuente en hombres y en quienes realizan deportes grupales. Su efecto tóxico para el hígado está demostrado, pero al ser un tipo de droga legal muchos deportistas no la consideran dañina. Por lo tanto, ¿qué pasa si tomamos esa bebida en el vestuario?, ¿o si salimos a festejar y tenemos un consumo elevado?

El alcohol es una sustancia psicoactiva que tiene efectos sobre el sistema nervioso central y en la mayoría de los órganos del cuerpo. A su vez, en algunas personas puede generar dependencia. Actualmente se clasifica el consumo como “regular de riesgo” cuando es mayor a 2 tragos promedio por día en hombres y mayor a 1 en mujeres (un trago equivale a 15 gramos de alcohol, por ejemplo, contenidos en 1 copa de vino o 1 lata de cerveza o 1 medida de bebida fuerte) y como “consumo episódico excesivo” cuando los individuos consumen más de 5 tragos por vez. Ambos tipos de consumo aumentan el riesgo de alteraciones negativas en la salud física y mental para toda la población y están ligados a alteraciones en la conducta, accidentes y muerte.

Es basta la información sobre lo dañino del alcohol en la población general, lo cual hace que su consumo sea desaconsejado y si se consume se haga responsablemente, siendo hasta 2 tragos en hombres y 1 en mujeres que no conducen vehículos.

¿Y qué pasa en deportistas? Además de todo lo mencionado, como el alcohol es una sustancia que estimula la producción de orina, es lógico pensar que, si se consume en reemplazo del agua previo al entrenamiento, afectará el estado de hidratación del individuo.

Por otro lado, la mayor información con la que se cuenta hasta la actualidad señala que hay un efecto negativo en la recuperación y adaptación posterior al ejercicio, ya que el consumo de alcohol en este periodo afecta la respuesta anabólica del músculo, es decir la síntesis proteica.

A su vez, se ha observado en atletas hombres que ingestas agudas elevadas de alcohol disminuyen la producción de testosterona lo cual puede causar ginecomastia (aumento patológico del tamaño de una o ambas glándulas mamarias), atrofia testicular y también comprometer la síntesis proteica muscular. En relación a otros efectos, la información no es del todo concluyente ya que no todos los estudios fueron realizados de la misma forma. Sin embargo, con lo que se sabe actualmente, no puede negarse el efecto negativo del alcohol.

Es por eso que desde Equipo Nutricional se sostiene que los deportistas, al igual que la población general, deben abstenerse del consumo del alcohol y que en caso de consumirlo deben hacerlo en forma responsable. Dentro de este consumo responsable, en el momento post ejercicio no debe reemplazar a la bebida de rehidratación ni a los alimentos y al ser su efecto dosis-dependiente, el consumo debe ser mínimo. A su vez, si al día siguiente se realiza ejercicio, no se recomienda su ingesta por su efecto negativo en la hidratación y en la síntesis de proteínas que comprometerá el rendimiento.

No todos los momentos de festejo y realización deben estar ligados al consumo de alcohol. Se trata de una construcción social que puede comenzar a deconstruirse. ¡Sólo hay que intentarlo!

Por. M. Florencia Armani

Nutricionista de Staff de Equipo Nutricional
Lic. en Nutrición M.N 6651
www.equiponutricional.com.ar
“NUTRICION ADECUADA”

Seguinos en:

https://www.instagram.com/equiponutricional.com.ar/

https://www.facebook.com/webnutricional